Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Radek y la prensa burguesa[1]

 

 

Septiembre de 1929

 

 

 

Está más allá de toda discusión el hecho de que un revolucionario proletario escriba para la prensa burgue­sa como excepción y no como norma, y que esa excep­ción debe estar plenamente justificada por la importancia de las circunstancias. Sin embargo, es necesario agregar inmediatamente: pocas veces en la historia de la lucha revolucionaria se dieron circunstancias más excepcionales que aquellas que llevaron al camarada Trotsky a relatar en la prensa burguesa cómo fue exi­liado, por qué razón, las relaciones de la Oposición con el gobierno soviético, etcétera.

Hoy Radek se ofrece voluntariamente para ayudar a Iaroslavski a repudiar la colaboración con la prensa burguesa. No nos detendremos en los abundantes ejemplos del pasado; recordaremos un solo episodio breve que tuvo lugar en el comienzo, cuando el camara­da Trotsky iba a ser trasladado de Moscú a Alma-Ata. Radek, al que siempre le gustó moverse en el mundo de los periodistas burgueses, fue a ver al camarada Trots­ky para proponerle que escribiera un artículo con las posiciones de la Oposición y los motivos de su deporta­ción para el señor Scheffer, corresponsal del Berliner Tageblatt [Diario de Berlín]. Los líderes de la Oposi­ción discutieron la propuesta y se resolvió por unanimi­dad que Radek debía traer a Scheffer al departamento del camarada Trotsky, quien le entregó su declaración al corresponsal alemán. En principio, no existe la me­nor diferencia entre ese episodio y el manifiesto para la prensa burguesa escrito un año después por el cama­rada Trotsky en Constantinopla. Más aun: si era lícito utilizar a un periodista burgués alemán en 1928, es diez veces más lícito utilizar una agencia norteameri­cana en 1929.

Pero el meollo del problema es éste: en 1928 Radek iba a la zaga de la Oposición; en 1929 se deja arrastrar por Iaroslavski.



[1] Radek y la prensa burguesa. Biulleten Opozitsi, N° 3-4, septiembre de 1929. Sin firma. Traducido [al inglés] para este volumen [de la edición norteamericana] por Fred Buchman.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?