Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Miasnikov, el olvidadizo[1]

Algunas breves noticias de interés para los ultraizquierdistas

 

 

Publicado en mayo de 1930

 

 

 

Algunos grupúsculos ultraizquierdistas y, entre otros, Miasnikov (que no tiene ningún grupo) charlan acerca de la “capitulación” de la Oposición rusa, con los camaradas Trotsky y Rakovski a la cabeza. Estos delirios están totalmente fuera de lugar en boca de Miasnikov y lo colocan en una posición ridícula. No te­nemos el menor deseo de entrar en una polémica esté­ril; nos limitamos a recordar algunos hechos recientes.

1. En junio de 1929, Miasnikov sostuvo conversa­ciones preliminares con el consulado soviético en Trebizond sobre las condiciones bajo las cuales podría retornar a la URSS. Miasnikov, exigió ciertas condicio­nes, incluida la de la inviolabilidad personal. El, por su parte, se abstendría de toda actividad política. Al no recibir respuesta, redactó el 8 de agosto la siguiente declaración:

“En el curso de las conversaciones preliminares sobre las condiciones de mi retorno a la URSS, se acor­dó que yo volvería a la URSS si: (a) se garantizaba la inviolabilidad de mi persona; (b) esta garantía de invio­labilidad personal llegaba al público a través de la prensa periódica (los diarios) antes de mi retorno a la URSS; (c) una vez en la URSS, yo tendría derecho a residir en Moscú y Leningrado y se me daría trabajo; (d) esta garantía de inviolabilidad de mi persona me sería otorgada cuando, al volver a la URSS, pusiera fin a mi actividad política.”

Fue sólo por consejo del camarada Trotsky que Miasnikov no envió esta declaración al consulado. Co­rresponde recordar aquí que Miasnikov aceptaba los términos que Stalin había querido imponerle al camara­da Trotsky en Alma-Ata, justo antes de su exilio a Tur­quía, y a los que el camarada Trotsky había respondido en forma precisa e inequívoca con la siguiente declara­ción:

“Sólo burócratas totalmente corrompidos podrían exigirle semejante renuncia a un revolucionario (renun­ciar a la actividad política, es decir, a servir al partido y al proletariado). Sólo un renegado despreciable podría prestar semejante juramento.”

2. Cuando estalló el conflicto sino-soviético, Miasnikov le escribió al camarada Trotsky (25 de no­viembre de 1929):

“No es el momento de discutir [con los stalinistas] sino de combatir [contra Chiang Kai-shek]. ¡Hay que decírselo a uno mismo y al mundo entero! Adelante contra Chiang Kai-shek, y adelante al combate.”

El camarada Trotsky le respondió a Miasnikov en los siguientes términos:

“Le confieso que su carta me ha asombrado: usted plantea el problema de la defensa de la URSS como si hubiera surgido por primera vez en la última etapa del conflicto sino-soviético. Sin embargo, la Oposición bolchevique leninista dio una respuesta categórica a este problema, en particular en su programa, que dice:

‘Quien se oponga a la defensa de la URSS es un traidor al proletariado internacional.’ Eso no significa que en caso de guerra debamos olvidar nuestras diferencias.

“Tenemos que combatir como si esas diferencias no existieran. Pero debemos reservarnos el derecho de plantear, inclusive en medio de una guerra, todos los problemas en debate si el triunfo de la revolución así lo exige. Por eso considero inadmisible que un militante de la Oposición renuncie a su actividad política, tanto durante la paz como durante la guerra. Saludos. L. Trotsky.”

3. Hace poco Miasnikov le solicitó con insistencia al “capitulador” Trotsky un prólogo para un folleto. He aquí lo que el camarada Miasnikov escribió el 3 de agosto de 1929:

“Su crítica es útil para mí y sobre todo para el pro­letariado de todo el mundo. Y no temo la crítica; por el contrario, quiero crítica leal, honesta y documentada. Ahora sólo usted es capaz de hacer esa crítica”, etcé­tera.

El camarada Trotsky se negó a escribir ese prólogo, para no crear un simulacro de acercamiento político cuando en realidad no lo había.

Todo esto demuestra que Miasnikov y sus amigos deberían ser un poco más prudentes.



[1] Miasnikov, el olvidadizo. Biulleten Opozitsi, Nº 11, mayo de 1930. Traducido del ruso [al inglés] para ente volumen [de la edición norteamericana] por Jim Burnett. Firmado “N.M.”, iniciales del seudónimo de León Sedov, que redactó el artículo en base a un esquema preparado por Trotsky. G.I. Miasnikov (1889-1946): bolchevique de la Vieja Guardia, fue expulsado del PC ruso en 1922 por violar la disciplina al encabezar el Grupo Obrero, sector que había surgido en la fracción Oposición Obrera. Trató de acercarse a Trotsky en 1929, cuando ambos estaban en el exilio, pero las diferencias eran demasiado grandes para permitir la colaboración política.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?