Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La “insurrección” del 7 de noviembre de 1927[1]

 

 

2 de enero de 1932

 

 

 

En la campaña que con creciente empuje se lleva a cabo contra la Oposición de Izquierda[2] se dedica considerable espacio a la cuestión de la insurrección del 7 de noviembre de 1927. En su artículo “histórico”, Stalin[3] convierte esta “insurrección” en la principal justificación de su política represiva contra los bolcheviques leninistas.

En el campo de confinamiento de los Altos Urales,[4] los mejores revolucionarios se ven sometidos a los más terribles agravios y actos de violencia. Se los obliga a recurrir a la huelga de hambre para defender sus derechos humanos más elementales; se los fusila sin previo aviso. Rakovski[5] y centenares de personas más han sido desterradas; se aplasta, encarcela y destruye la verdadera flor y nata del partido; Stalin persigue a Butov hasta la muerte y Iagoda fusila a Blumkin.[6] ¡Pero todo esto no se debe -según las explicaciones que se dan- a que la Oposición de Izquierda no haya aceptado la teoría del socialismo en un sólo país,[7] ni el bloque con Chiang Kai-shek[8] y rechazar la capitulación de hoy frente a Hitler![9] ¡No! Las sangrientas represiones se explican porque se supone que la Oposición de Izquierda intentó, hace cuatro años, lanzar una insurrección armada. Todas las publicaciones de las distintas secciones de la Comintern[10] se lo recuerdan una vez mas a sus infortunados y sistemáticamente engañados lectores.

¿Qué sucedió realmente el 7 de noviembre de 1927? La Oposición, por supuesto, participó en la manifestación del décimo aniversario. Sus representantes marcharon junto con sus compañeros de taller, fábrica, escuela u oficina. Muchos grupos de la Oposición portaban sus estandartes en el desfile. Ya los llevaban cuando partieron de sus talleres y oficinas. ¿Cuáles eran las consignas contrarrevolucionarias que levantaban? Recordémoslas una vez más:

1. “¡Que se cumpla el testamento de Lenin!”[11]

2. “¡Abrir el fuego contra la derecha, contra el nepman[12] el kulak y el burócrata!”

3. “¡Por una genuina democracia obrera!”

4. “¡Contra el oportunismo, contra la ruptura, por la unidad del partido leninista!”

5. “¡Por un Comité Central leninista!”

Obreros, empleados públicos, soldados del Ejército Rojo y estudiantes, marchaban junto a los oposicionistas de izquierda, con sus estandartes. No hubo ningún choque. Ni un solo obrero en sus cabales podía interpretar que esos carteles estaban dirigidos contra el poder soviético y su partido. Sólo después de que varias fábricas aisladas se unieron a la manifestación, la GPU[13] envió destacamentos especiales con instrucciones del secretariado stalinista de atacar a los manifestantes, que llevaban pacíficamente sus carteles. Luego hubo varios choques, provocados por ataques de los destacamentos de la GPU que rompían los carteles y los pisoteaban. Un grupo especial de comandantes del Ejército Rojo derribó las puertas del cuartel de Smilga[14] y entró por la fuerza; en los balcones había banderas de la Oposición y retratos de Lenin, Trotsky y Zinoviev.[15] Esto fue la insurrección del 7 de noviembre de 1927.

Es obvio que las consignas: “¡Por la democracia obrera!”, “¡Contra el nepman, el kulak y el burócrata!”, “¡Por la unidad del partido!”, no fueron consideradas contrarrevolucionarias por las masas trabajadoras sino por el aparato stalinista. Sin embargo, en ese momento, ningún miembro del aparato osó hablar todavía de insurrección armada. A los manifestantes les hubiera parecido demasiado insolente y desvergonzada una patraña como esa. Había transcurrido más de un año desde el momento en que Stalin desterró a Trotsky, cuando la GPU acusó a éste de preparar una insurrección armada, entonces no se refería a la manifestación del 7 de noviembre sino a algo nuevo que, sin embargo, no pudo especificar la GPU. Después del exilio de Trotsky nadie repitió la acusación. Stalin no se atrevió a publicarla en la prensa. La idea se esfumó y desapareció.

Sólo cuando el recuerdo de los hechos comenzó a disiparse, la escuela stalinista de la falsificación comenzó a difundir la leyenda del conato de insurrección del 7 de noviembre. Es políticamente significativo que esta leyenda se haya convertido, hasta cierto punto, en el eje de la campaña. Demuestra que las actividades reales de los bolcheviques leninistas no son consideradas como “crímenes” por las masas de trabajadores y de afilados al partido. ¡En realidad, Stalin se está quejando de que, pese a la campaña que ya lleva ocho años, el trotskismo todavía sea considerado dentro del partido como una tendencia comunista! Para su política represiva necesita apoyarse en alguna cuestión al margen de la verdadera actividad de la Oposición de Izquierda y trata de buscar este apoyo en el mito policíaco de la insurrección del 7 de noviembre de 1927. Aunque no contáramos con más indicios, este sólo hecho nos bastaría para decir: ¡la dictadura personal de Stalin y su régimen plebiscitario lo están pasando muy, pero muy mal!



[1] La “insurrección” del 7 de noviembre de 1927. The Militant [El Militante], semanario de la Liga Comunista de Norteamérica, sección de la Oposición de Izquierda internacional, 6 de febrero de 1932. Respuesta a la carta de Stalin, Algunos problemas acerca de la historia del bolchevismo, publicada a fines de octubre de 1931 y reproducida en las Obras de Stalin, volumen 13 [de la edición norteamericana]. Aunque Stalin había derrotado y dispersado en la Unión Soviética a la Oposición de Izquierda y a la de Derecha se sentía muy inquieto en ese momento por el desarrollo de un sentimiento de oposición dentro del Partido Comunista y, ansioso por arrancarlo de raíz, creo una atmósfera adversa a cualquier reflexión y cuestionamiento crítico. Siguiendo esta línea se ensaño con un artículo polémico publicado un año antes en la revista Proletarskaia Revolutsia (Revolución Proletaria). Los bolcheviques sobre la socialdemocracia alemana en la época de su crisis de preguerra, cuyo autor era un escritor de segunda categoría llamado Slutski. Stalin declaró que el artículo de Slutski era “antipartidario” y “semitrotskista” y que nunca se debería haber publicado; no es le podía dar ninguna oportunidad de discutir a un “calumniador y falsificador”, aun cuando apareciera como “historiador”. ¿Por que cometieron ese error los directores de la revista? “Creo que fue el liberalismo podrido, bastante extendido en un sector de los bolcheviques, el que los empujó por ese camino. Algunos bolcheviques creen que el trotskismo es una fracción del comunismo que se equivoca, es cierto, que bate muchas tonterías. Que a veces hasta es antisoviético, pero que, no obstante, es una fracción del comunismo. De aquí resulta un cierto liberalismo hacía los trotskistas y hacía los que tienen mentalidad trotskista. Apenas hace falta demostrar que esa concepción del trotskismo es profundamente errónea y perniciosa. En realidad, el trotskismo es el destacamento de vanguardia de la burguesía contrarrevolucionaria, que combate al comunismo, al régimen soviético, a la construcción del socialismo en la URSS [...] ¿Quién le dio a la burguesía contrarrevolucionaria de la URSS un arma táctica para actuar abiertamente contra el régimen soviético? Los trotskistas que trataron de organizar manifestaciones antisoviéticas en Moscú y Leningrado el 7 de noviembre de 1927, le dieron esa arma. De hecho, las actividades antisoviéticas de los trotskistas levantaron el animo de la burguesía y dieron vía libre a las acciones derrotistas de los expertos burgueses [...]” Además de este artículo sobre la “insurrección” de 1927, en el décimo aniversario de la revolución, Trotsky escribió otros, publicados también en este volumen, sobre los desastres stalinistas en el terreno de la discusión histórica y el significado del ataque de Stalin al “liberalismo podrido” del Partido Comunista.

[2] La Oposición de Izquierda (bolcheviques leninistas) se formó en 1923 como fracción del Partido Comunista ruso, y la Oposición de Izquierda Internacional se formó en 1930 como fracción de la Comintern. Un grupo de dirigentes de la Oposición de Izquierda se reunió con Trotsky cuando este estuvo en Copenhague en noviembre de 1932, y en febrero de 1933 se realizó en París una preconferencia internacional. Cuando en 1933 la Oposición de Izquierda decidió trabajar por la creación de una nueva internacional se cambió el nombre por el de Liga Comunista internacional (ICL, International Communist Leage). En setiembre de 1938 se reunió en París la Conferencia de Fundación de la Cuarta Internacional. En vida de Trotsky hubo una conferencia más, la Conferencia de Emergencia del Hemisferio Occidental, de mayo de 1940, que aprobó un manifiesto sobre la Segunda Guerra Mundial escrito por Trotsky (ver Escritos 1939-40)

[3] José Stalin (1879-1953): socialdemócrata en 1898, se unió a la fracción bolchevique en 1904, fue cooptado al Comité Central de ésta en 1912 y electo por primera vez para integrarlo en 1917. En ese año impulsó una actitud conciliadora hacia el Gobierno Provisional, antes da que volviera Lenin y reorientara los bolcheviques hacía la toma del poder. Fue elegido comisario para las nacionalidades del primer gobierno soviético y, en 1922, secretario general del Partido Comunista (bolchevique). En 1923 Lenin planteó su remoción del cargo de secretario general porque lo estaba utilizando para burocratizar los aparatos partidario y estatal. Después de la muerte de Lenin (1924), Stalin eliminó gradualmente a sus principales adversarios, comenzando por Trotsky, hasta que en la década del 30 se convirtió en virtual dictador del partido y de la Unión Soviética. Los conceptos que fundamentalmente se asocian con su nombre son “socialismo en un solo país”, “social-fascismo” y “coexistencia pacífica”. Trotsky escribió una biografía de Stalin, que quedó incompleta cuando lo asesinaron en 1940, titulada Stalin, una evaluación del hombre y su influencia.

[4] En el conocido campo de confinamiento de los Altos Urales había centenares de oposicionistas presos. Un informe publicado en The Militant el 26 de diciembre de 1931, de una lista de ciento diecisiete personas, encarceladas desde hacía casi tres años; también proporciona detalles de su huelga de hambre de dieciocho días que sólo se rompió cuando los carceleros los golpearon y los hicieron caer por la fuerza.

[5] Cristian Georgevich Rakovski (1873-1941): dirigente revolucionario de los Balcanes antes de la Primera Guerra Mundial, en 1918 fue presidente del Soviet de Ucrania y posteriormente actuó como embajador en Londres y en París. Fue uno de los primeros dirigentes de la Oposición de Izquierda, deportado en 1928; estuvo enfermo, sin asistencia médica y aislado totalmente En 1934 abandonó la lucha contra el stalinismo pero su capitulación no lo salvó En 1938 fue uno de los principales acusados en el tercer Juicio de Moscú y condenado a veinte años de prisión.

[6] George Butov: colaborador de Trotsky, a cargo del secretariado del Consejo Militar Revolucionario durante la Guerra Civil, fue arrestado por negarse a firmar acusaciones falsas contra Trotsky; hizo huelga de hambre y murió en la cárcel en setiembre de 1928. Vakob Blumkin (1899-1929): terrorista social-revolucionario de izquierda que se hizo comunista y oficial de la GPU. Fue el primer partidario de la Oposición de Izquierda que visitó a Trotsky en su exilio de Turquía. Cuando regresó con una carta de Trotsky a la Oposición, lo delataron a la GPU y fue fusilado en diciembre de 1929. Henri Iagoda: primer lugarteniente de Stalin en la policía secreta soviética. Después de haber supervisado la organización del Juicio de Moscú de 1936, él mismo fue acusado, declarado culpable y ejecutado en 1938.

[7] El socialismo en un solo país: teoría proclamada en 1924 e incorporada después al programa y la táctica de la Comintern. Sirvió da cobertura ideológica para al abandono del internacionalismo revolucionario en favor del nacionalismo estrecho y se la utilizó como justificación para convertir a los partidos comunistas de todo el mundo en dóciles peones de la política exterior del Kremlin. Para una crítica a fondo ver La Tercera Internacional después de Lenin, que Trotsky escribió en 1928.

[8] Chiang Kai-shek (1887-1975): dirigente militar del ala derecha del partido nacionalista burgués Kuomintang (Partido del Pueblo) chino, durante la revolución de 1925 a 1927. En 1923 los comunistas ingresaron a su partido bajo las órdenes de la dirección de la Comintern; los stalinistas lo presentaban como un gran revolucionario hasta abril de 1927, cuando condujo una masacre sangrienta contra los comunistas y sindicalistas de Shangai. Gobernó China hasta 1949, año en que fue derrocado por el Partido Comunista Chino.

[9] El objetivo de Adolf Hitler (1889-1945) y de su Partido Nacional-Socialista (nazi) era derrocar el gobierno democrático-burgués de Alemania y remplazarlo por un régimen fascista. En 1930 Trotsky comenzó a prever que, pese a la retórica ultraizquierdista utilizada por la dirección del Partido Comunista Alemán, existía el peligro serio de que ésta capitulara ante los nazis en el momento decisivo. En 1932 los stalinistas caracterizaban esas advertencias como “calumnias trotskistas”. En 1933 el Partido Comunista, sin disparar un solo tiro, se dejó destruir y permitió que se destruyera al movimiento obrero alemán.

[10] La Comintern (Tercera Internacional o Internacional Comunista): se organizó bajo la dirección de Lenin como sucesora revolucionaria de la Segunda Internacional. En tiempos de Lenin el congreso mundial se reunió anualmente -el primero en 1919, el segundo en 1920, el tercero en 1921 y el cuarto en 1922- a pesar de la Guerra Civil y de la inseguridad en que vivía la Unión Soviética. Para Trotsky, las tesis de los cuatro primeros congresos de la Comintern eran la piedra fundamental del programa de la Oposición de Izquierda y de la Cuarta Internacional. El Quinto Congreso se reunió en 1924, ya bajo el control del aparato de Stalin, el sexto recién en 1928 y el séptimo en 1935. Trotsky llamó al séptimo el “congreso de la liquidación” (ver Escritos 1935-36), y fue en realidad el último antes de que Stalin, como concesión a sus aliados imperialistas, anunciara su disolución en 1943.

[11] Vladimir Ilich Lenin (1870-1924): restauró el marxismo como teoría y práctica de la revolución en la época imperialista después de su envilecimiento por los oportunistas, revisionistas y fatalistas de la Segunda Internacional. Inició la tendencia conocida como bolchevismo, la primera en señalar el camino hacia la construcción del tipo de partido necesario para dirigir la revolución obrera. Fue el primer marxista que comprendió y explicó a fondo la importancia fundamental de las luchas coloniales y nacionales. En 1917 dirigió la primera revolución obrera triunfante y fue el primer jefe de estado del gobierno soviético. Fundó la internacional comunista y participo en la elaboración de sus principios, estrategia y táctica. Antes de morir se preparaba para luchar contra la burocratización del Partido Comunista ruso y del estado soviético pero murió antes de poder hacerlo. Se conoce como su testamento la serie de notas que escribió durante la última semana de diciembre de 1922 y de la primera de enero de 1923 (o, más precisamente, su carta del 25 de diciembre y la posdata del 4 de enero) poco antes del ataque que lo llevó a la muerte. En la posdata Lenin planteaba la remoción de Stalin del cargo de secretario general. El testamento se reproduce en Leon Trotsky on the Supressed Testament of Lenin [L.T. sobre el suprimido testamento de Lenin] (Nueva York, Pathfinder Press).

[12] La NEP (Nueva Política Económica): se implanto en 1921 para reanimar la economía después de la Guerra civil, en remplazo del “Comunismo de Guerra”. Se la adoptó como medida temporal y permitió un resurgimiento limitado del libre comercio interno y el otorgamiento de concesiones a empresas extranjeras a la vez que se mantenían los sectores nacionalizados y estatizados de la economía. El nepman, que se benefició con esta política, constituía la base potencial de una restauración del capitalismo. En 1928 la NEP fue, remplazada por la colectivización forzosa y el Primer Plan Quinquenal.

[13] GPU es uno de los nombres abreviados del Departamento de la Policía Política soviética; también se la conoce como Cheka, NKVD, MVD, KGB, etcétera, pero el más usado es GPU.

[14] Ivan T. Smilga (1892-1938): antiguo bolchevique, miembro del Consejo Militar Revolucionario y en 1927 diputado presidente de la Comisión de Planificación Estatal. Dirigente de la Oposición de Izquierda, fue deportado en 1928 y capituló en 1929. Desapareció en la época de los Juicios de Moscú, sin juicio ni confesión.

[15] León Trotsky (1879-1940): se hizo revolucionario en 1896 y en 1902 colaboró con Lenin en Iskra (La Chispa). Al año siguiente rompió con Lenin por el problema del carácter del partido revolucionario y se alineó con los mencheviques. Rompió con éstos en 1904 y durante la década siguiente trató de reunificar el partido. En la revolución de 1905 dirigió el Soviet de Petrogrado y desarrolló la teoría de la revolución permanente. En 1915 escribió el Manifiesto de Zimmerwald contra la guerra. Ingresó al Partido Bolchevique en 1917, fue elegido para integrar su Comité Central y organizó la insurrección que hizo posible la implantación del nuevo estado soviético. Su primer cargo en el gobierno fue el de comisario de relaciones exteriores. Luego, como comisario de guerra, organizó el Ejército Rojo y lo llevó al triunfo después de tres años de Guerra Civil e intervención imperialista. En 1923 formó la Oposición de Izquierda y durante la década siguiente luchó por el retomo al internacionalismo leninista y la democracia proletaria de la Unión Soviética y de la Internacional Comunista. Derrotado por la fracción de Stalin, fue expulsado del Partido Comunista y de la Comintern y desterrado a Turquía en 1929. En 1933 abandonó sus intentos de reformar la Comintern y convocó a la creación de una nueva internacional. Consideró como su trabajo más importante la creación de la Cuarta Internacional. Gregori Zinoviev (1883-1936): dirigente de la Comintern en época de Lenin, fue su primer presidente. Junto con Kamenev colaboró con Stalin en el lanzamiento de la cruzada contra el “trotskismo” pero posteriormente formó un bloque con la oposición de izquierda (1926-1927), capituló ante Stalin cuando se le expulsó del partido, en 1927. Expulsado nuevamente a fines de 1932, volvió a arrepentirse en 1933. Fue acusado y ejecutado en el Juicio de Moscú de 1936 (el primero de los juicios).



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?