Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Introducción a la declaración de Rakovski[1]

 

 

22 de octubre de 1930

 

 

 

 

Por fin, con alguna demora, recibimos la declaración que los camaradas Rakovski, Muralov, Kosior y Kasparova[2] dirigieron al partido poco antes del Decimosexto Congreso. Desgraciadamente, las copias de la declaración que nos enviaron fueron interceptadas. A pesar de la gran demora, el documento que publicamos mantiene toda su validez. Su carácter conciso no le impide presentar una clara evaluación de los procesos económicos y políticos y señalar correctamente los peligros que se presentan.

Esta declaración guarda estrecha relación con la declaración publicada por el camarada Rakovski cuando el viraje hacia la izquierda del centrismo seguía siendo novedoso y aún no había pasado por la prueba de la experiencia. Sin embargo, los dos documentos son distintos, en el sentido en que constituyen dos respuestas ante distintas etapas del mismo proceso. La primera declaración consignaba el viraje de la dirección hacia posiciones que la Oposición venía defendiendo desde hacía algunos años. Al mismo tiempo, prevenía contra los peligros que podrían surgir con la nueva orientación, exigía la intervención del partido para superar esos peligros y ponía las fuerzas de la Oposición a disposición del partido. Para algunos, esta forma de plantear el problema -en el espíritu del frente único- constituía una "capitulación" o, en el mejor de los casos, una semicapitulación. Pero en realidad estas acusaciones no provenían de una fuente muy seria.[3]

Al mismo tiempo, señalábamos que hacer política no significa repetir fórmulas efectivas para todas las situaciones de la vida. En la época del viraje a la izquierda, Rakovski no se hacía la menor ilusión respecto de la línea política del centrismo, el cual analizó con claridad y franqueza en unas tesis escritas en la misma época que la primera declaración.

Sin embargo, no se trataba de repetir en la declaración lo que se decía en las tesis, sino de ayudar al partido, por lo menos a un pequeño sector del mismo, a asimilar las tesis, siquiera en parte. El Partido Comunista de la Unión Soviética está ahogado, lo que significa que es difícil saber cómo repercutió la primera declaración en la base del partido. Sin embargo, no cabe duda de que la declaración de Rakovski, que abrió un boquete en el muro de mentiras y calumnias que levantaron los stalinistas, fue uno de los motivos de que se reiniciara la persecución furiosa a la Oposición de Izquierda antes del congreso. Pero recibimos otra comprobación, esta vez desde afuera de la URSS. El camarada Feroci[4], uno de los dirigentes de la Nueva Oposición Italiana, nos hizo saber a través de un artículo que la declaración de Rakovski había causado gran impresión en el Comité Central del Partido Comunista Italiano, sobre todo en su ala izquierda. De manera que la declaración de Rakovski no sólo no provocó capitulación alguna sino que, por el contrario, fue uno de los factores que dio surgimiento a la Nueva Oposición Italiana.

La declaración que publicamos a continuación hace el primer balance de la política del viraje a la izquierda, en momentos en que se inicia un semiviraje hacia la derecha. El documento analiza claramente estos procesos, y es poco lo que podemos agregar hoy. Pero debemos subrayar dos cuestiones.

La declaración dice que si bien la dirección stalinista prohibió la formación de la Unión de Campesinos Pobres, tolera la existencia de la misma en Ucrania. Si Stalin, Bujarin, Rikov[5], Kamenev y Cía., no pudieron impedir en 1924-1925 que los campesinos pobres de Ucrania se organizaran, se debió exclusivamente a la firme resistencia que opuso el partido ucraniano bajo la conducción del camarada Rakovski.

La segunda cuestión que queremos plantear aquí se refiere a los capituladores. La declaración afirma, justa e implacablemente, que esas personas han perdido "todo derecho a exigir la confianza del partido y la clase obrera". A tono con ello, la declaración reafirma que ninguna persecución impedirá que la Oposición leninista cumpla con su deber hasta el fin.



[1] ­Introducción a la declaración de Rakovski. The Militant, 15 de enero de 1931. Introducción de Trotsky a un documento de abril de 1930, que se refería a la Declaración de los Cuatro (Rakovski, Muralov, Kosior, Kasparova), escrita poco tiempo antes del Decimosexto Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética junio-julio de 1930. Un aparte de esta declaración fue traducida en el propio The Militant, pero el texto completo recién apareció en Biulleten Opozitsi, Nº 17-18, noviembre-diciembre de 1930. El documento anterior, al que se refiere Trotsky, era la Declaración de los Siete (Rakovski, Muralov, Kosior, Kasparova, Gruenstein, Tsintsadze, Aussem), escrito en agosto de 1929, durante una crisis que sacudió la Oposición de Izquierda después que varios de sus principales adherentes claudicaron ante Stalin, fundamentando esta actitud con el argumento de que el recientemente proclamado "giro a la izquierda" significaba que la Oposición ya no hacía falta; apareció en Biulleten Opozitsi, Nº 6, octubre de 1929, junto con una carta abierta de Trotsky del 25 de setiembre de 1929, en la que se solidarizaba con ella. (Véase Escritos 1929)

[2] Cristian G. Rakovski (1873-1941): dirigente revolucionario de los Balcanes antes de la Primera Guerra Mundial, fue presidente del Soviet de Ucrania en 1915, y más adelante prestó servicios como embajador en Londres y París. Fue uno de los primeros dirigentes de la Oposición de Izquierda, deportado a Asia central en 1928, donde sufrió de enfermedad, falta de atención médica y aislamiento. En 1934 abandonó la lucha contra el stalinismo, pero la claudicación no lo salvó. En 1938 fue uno de los principales acusados del tercer Juicio de Moscú, que lo condenó a veinte anos de cárcel. Nikolai I. Muralov (1887-1937): viejo bolchevique, fue dirigente de la Insurrección de 1917 en Moscú, comandante militar durante la Guerra Civil y miembro de la Comisión Central de Control. En 1927 fue expulsado y exiliado a Siberia occidental por formar parte de la Oposición de Izquierda, a la que abandonó sin capitular formalmente, pero fue ejecutado después del segundo Juicio de Moscú, en 1937. Vladimir Kosior: ex dirigente del grupo Centralismo democrático, expulsado del PC junto con otros oposicionistas en 1927. Kasparova: antigua bolchevique, dirigió el trabajo partidario y de la Comintern entre las mujeres asiáticas. Expulsada en 1927 por integrar la Oposición de Izquierda, fue deportada a Siberia y allí desapareció.

[3] Lo que mejor revela el carácter irresponsable de esta acusación es el hecho de que su firmante haya sido Paz, que necesitaba acusar a Rakovski de capitulador para justificar su abandono de las filas revolucionarias, en las que no fue más que un ave de paso. Sin embargo, no podemos olvidar que en el bloque con Paz contra Rakovski también estaba el camarada Treint*, a pesar de los errores que cometió y sigue cometiendo este último, quisiéramos abrigar la esperanza de que su presencia en el teatro de la lucha revolucionaria no sea circunstancial. [Nota de León Trotsky.]

* Albert Treint (1889-1972): dirigente importante del PC Francés y miembro del Comité Ejecutivo de la Internacional a mediados de la década del veinte, partidario de Zinoviev, defendió a la Oposición Unificada rusa y fue expulsado en 1927. Su grupo de oposición, Comité de redressement communiste, tuvo corta vida. Colaboró con varias organizaciones, incluso con la Liga Comunista, a la que perteneció durante un breve período antes de ingresar en una tendencia sindicalista.

[4] A. Feroci: dirigente del PC Italiano. Ganado por la Oposición de Izquierda, ayudó en 1930 a organizar la Nueva Oposición Italiana. Desde entonces hasta 1936 fue miembro del secretariado. Después de la Segunda Guerra Mundial volvió al PC. Su artículo Trotsky y los obreros italianos apareció en Biulleten Opozitsi, Nº 17-18.

[5] Alexei Rikov (1881-1936): viejo bolchevique, en 1917 fue elegido ministro del interior y después de la muerte de Lenin presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo por el período 1924-1930. Desde este último puesto colaboró con Stalin para derrotar y expulsar a la Oposición de Izquierda. El mismo fue purgado de sus puestos por dirigir la Oposición de Derecha con Bujarin y Tomski, y fue ejecutado después del Juicio de Moscú de 1938. León Kamenev (1883-1936): viejo bolchevique, fue, igual que Zinoviev, un aliado de Stalin en la cruzada contra el "trotskismo" (1923-1925), y luego un aliado de Trotsky contra el stalinismo (1926-1927) hasta que la Oposición fue derrotada y sus dirigentes expulsados. Junto con Zinoviev, claudicó en diciembre de 1927 y fue reintegrado en 1928; fue expulsado otra vez en 1932 y volvió a claudicar en 1933. En 1935, también con Zinoviev, fue condenado a diez años de prisión y ejecutado después del primer Juicio de Moscú, en 1936.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?