Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

El papel de la Liga Comunista de Norteamérica en Europa[1]

 

 

25 de diciembre de 1931

 

 

 

Comité Nacional de la Liga Comunista de Norteamérica

Estimados camaradas:

 

Dentro de unos días recibirán una circular que envié a las secciones nacionales acerca de nuestros éxitos y nuestros fracasos. También nos referimos en la carta a un camarada norteamericano que publicó un informe escandaloso sobre Rusia. Ese norteamericano es Miller. Me lo presentaron como recomendado por un camarada de la Oposición norteamericana. Considero que no puede haber sido así y me alegrará mucho que aclaren el malentendido.

En mi carta también tuve que tomar posición contra nuestro amigo Shachtman. La copia adjunta de mi car­ta al propio camarada Shachtman les permitirá enten­der mis razones. Mis esfuerzos por encontrar un len­guaje común con él sobre los problemas europeos más discutidos nunca se vieron coronados por el éxito. Me parece que en estas cuestiones, en alguna medida dis­tantes de Norteamérica, el camarada Shachtman se dejó -y se deja- guiar más por simpatías personales y periodísticas que por consideraciones políticas fundamentales.

Sé muy bien que desde Norteamérica no les resulta fácil comprender inmediatamente las luchas internas de la Oposición europea y adoptar una posición precisa al respecto. Y nadie puede exigírselos. Sin embargo tienen que comprender que aquí no cae muy bien que el camarada Shachtman, presumiblemente con el apoyo de la sección norteamericana, adopte en los momentos críticos una posición que se contrapone totalmente con la lucha que desde hace tiempo vienen librando los ele­mentos progresivos de la Oposición y sobre cuya base se llevó a cabo una determinada selección. Por supues­to ni se me ocurre privar al camarada Shachtman del derecho a intervenir todo lo que quiera en los asuntos europeos, de acuerdo a sus puntos de vista e inclinaciones. Pero entonces hay que dejar claro que sólo se trata de uno de los camaradas dirigentes norteamericanos, no de la Liga de Norteamérica como organización.

No tomen a mal estas observaciones; el único interés que las dicta es la causa.

Con los mejores saludos comunistas,

 

Suyo,

L. Trotsky



[1] El papel de la Liga Comunista de Norteamérica en Europa. Internal Bulletin, Liga Comunista de Norteamérica, Nº 2, julio de 1932.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?