Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Consejo de tío[1]

 

 

1° de julio de 1940

 

 

 

Queridos sobrinos:

 

Recibí puntualmente sus cartas del 25 de mayo, pero no entendí el propósito práctico del mensaje que me envían. Se podría entender que ustedes desean reconci­liarse con su padre y la familia toda. Por supuesto me encantaría servir de intermediario en un caso así. Pero ustedes deben entender que después de mis anteriores intentos, que terminaron tan lamentablemente por su culpa, soy diez veces más cauto que antes. Desgraciada­mente, su carta no disipa mis dudas. Ustedes dicen que sacaron sus conclusiones de las experiencias, que estas experiencias no son posiblemente las mismas para todos pero que nada puede impedir que todos lleguen a las mismas conclusiones en el futuro. Esto es extremadamen­te vago. La familia de su padre tiene sus tradiciones, sus reglas de conducta, y está orgullosa de esas reglas y tradiciones. No creo que su padre esté dispuesto a cambiar sus métodos y concepciones como precio para recon­ciliarse con ustedes. Todo miembro de la familia tiene el derecho de proponer, de expresar sus ideas y de defen­derlas. Sus padres son bastante tolerantes, pero si ustedes desean vivir y actuar con la familia deben ser leales a ella, especialmente ahora, en los trágicos tiempos en que nos toca vivir. Si ustedes sacaron esta conclusión del pasado, seria y definitivamente, no habría dificultades para una sincera reconciliación, y entonces me agradaría iniciar conversaciones directas con su padre sobre el caso; pero sólo bajo estas condiciones.

Que me crean que al actuar así me guían exclusiva­mente sus intereses y los de nuestra familia.

 

Con mis mejores deseos,

 

Tío León



[1] "Consejo de tío". De los archivos personales de Pierre Frank. Esta carta fue escrita en inglés. Los "sobrinos" eran Raymond Molinier y Pierre Frank, cofundadores y líderes de la sección francesa de la Oposición de Izquierda, con quienes Trotsky colabo­ró estrechamente hasta 1935, cuando su grupo fue expulsado por violar la disciplina. A la reunificación producida al año siguiente le siguió pronto por una nueva escisión. Las negociaciones para una nueva unificación se prolongaron durante varios años. Con el estallido de la segunda guerra mundial, el gobierno francés conde­nó a Molinier y Frank a severas penas de prisión por su propaganda antibélica. Escaparon a Inglaterra y fue allí donde se enteraron, el 24 de mayo de 1940, del intento de asesinato y le escribieron a Trotsky expresándole su solidaridad y su deseo de superar la escisión que existía en Francia. Los conceptos de la réplica de Trotsky se redactan para pasar la censura de guerra; "vuestro padre", "toda la familia", etcétera, significaba la Cuarta Internacio­nal. Molinier y Frank respondieron a esta carta el 5 de agosto, escribiéndole a Trotsky que "aceptamos los derechos y deberes según se definen en su carta del 1° de julio, sin ningún tipo de reservas y sin equívocos", y aprobaron el manifiesto de la Conferencia de Emergencia de la Cuarta Internacional. Esta carta llegó a México después del asesinato de Trotsky. El Secretariado de la Internacional decidió posponer por un año la reintegración del grupo francés. Molinier se dirigió a América Latina y Frank fue internado por el gobierno británico. La reunificación francesa tuvo efectivamente lugar durante la guerra y Frank ocupó el cargo de delegado de la sección francesa a la primera conferencia de posguerra de la Cuarta Internacional, donde fue elegido para el Secre­tariado internacional.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?