Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Carta al New York Herald Tribune[1]

 

 

27 de julio de 1940

 

 

 

Señor:

 

En la edición del 25 de julio del Herald Tribune se publicó un artículo, transmitido por teléfono desde la ciudad de México por Jack O’Brine, en el que se citan declaraciones hechas por un tal César Ortiz, “editor ex­tranjero de un importante periódico obrero de México, El Popular”, a sesenta educadores americanos que visitan México, acerca de una “conspiración” entre el general Juan Andrés Almazán y yo para establecer un “régimen fascista al sur del Río Grande” y luego en Estados Unidos, en el caso de que yo fuera admitido en ese país. El señor César Ortiz, según el informe del Herald Tri­bune, agregó que las autoridades mexicanas estaban inves­tigando esta “conspiración” supuestamente organizada con el apoyo financiero de Hitler y Mussolini, es decir, los aliados de Stalin.

Sin duda que sus lectores son lo suficientemente inteli­gentes para discernir sobre la fuente de esta sucia, arro­gante y estúpida falsificación. La fuente se especifica con tres letras: GPU.

En cuanto al señor César Ortiz, no sé nada acerca de él. Pero puedo admitir que realmente existe y dirige la denominada política “exterior” de El Popular. El 2 de julio, ante las cortes mexicanas, reafirmé que este perió­dico es un órgano semioficial de la GPU; que en todas las cuestiones de interés de Stalin apoya la política de la GPU; que defiende invariablemente los crímenes de la GPU y propaga todas las falsificaciones y calumnias que la GPU desparrama contra los enemigos de Stalin; que si -tras un largo periodo de defender a Hitler- El Popular defiende hoy en día a la “democracia”, lo hace bajo órdenes directas de la GPU y en interés de alguna necesi­dad temporaria de Stalin.

En vista de que los que cometieron el atentado contra mí, y particularmente los asesinos de Robert Sheldon Harte, son agentes de la GPU y miembros de la Comintern; que los editores de El Popular fueron cómpli­ces morales en la preparación del atentado del 24 de mayo y en los intentos de encubrir el delito; que estos hechos están siendo puestos a consideración de la Corte por mí, con toda la exactitud requerida; y en vista del hecho de que los amigos de la GPU e inspiradores de El Popular da la casualidad de que están profundamente comprometidos, la policía secreta de Stalin, sus agentes y amigos, incluyendo evidentemente a César Ortiz a quien no conozco, están haciendo desesperados esfuerzos para obstruir la investigación judicial y aterrorizarme con el fin de impedir que haga más revelaciones sobre las actividades criminales de la GPU en el continente americano. Todos estos intentos son en vano. Proseguiré mi tarea hasta el fin.

Con el objeto de fundamentar mi desmentida a las declaraciones aparecidas en el Herald Tribune sobre todos los datos necesarios, agrego:

a) No he tenido jamás conexiones directas o indirectas con la política interna de México, en particular con la ’reciente campaña electoral.

b) No tengo el honor de conocer al general Juan Andrés Almazán. Jamás mantuve relaciones directas o indirectas con él en particular ni con ninguna de las figuras importantes de cualquiera de los bandos políticos de México.

c) No tengo y no podría tener ningún motivo para crear dificultad alguna al gobierno del único país que me concedió su hospitalidad.

d) Las afirmaciones publicadas por su corresponsal no representan un hecho aislado, sino que son parte de una campaña ininterrumpida y sistemáticamente conducida contra mí bajo la dirección y con la ayuda financiera de la GPU.

e) Me reservo el derecho a demandar al señor César Ortiz por las calumnias maliciosas que ha lanzado contra mí en interés de la GPU.

 

León Trotsky



[1]Carta al New York Herald Tribune”. Soc¡alist Appeal, 10 de agosto de 1940, donde llevaba el título “Trotsky demuestra la mentira sobre el complot de Almazán”.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?