Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Una sugerencia sobre Burnham[1]

 

 

6 de diciembre de 1937

 

 

 

Querido Jim:

 

Como resultado de una conversación aquí, pensé que sería bueno preguntar lo que piensa usted acerca le las siguientes consideraciones:

La discusión en cuanto a la naturaleza de la Unión Soviética nos parece aquí mucho más aguda de lo que se asegura y posiblemente presagia resultados desproporcionados a los problemas. Si la atmósfera fuera de algún modo suavizada y menguara la tensión, la discusión entera podría resultar más favorable y de máximo beneficio para la educación de los camaradas, etcétera.

¿Qué piensa de la visita de Burnham aquí? Al alejarse de Nueva York por un tiempo, aunque corto, él tendría una oportunidad de abandonar lo que nos parece una atmósfera tensa y tal vez, a distancia, formular más fríamente un punto de vista. Mientras tanto Carter tendría una oportunidad de descansar, esperando los resultados de la visita de Burnham. Podría ser que al dejar la atmósfera de algún modo fraccionaría, esto tendría un efecto benéfico sobre ambos.

Además del valor psicológico potencial de este viaje, una discusión extensa y amigable con nosotros aquí podría conducir a un tono más saludable en general. Ciertamente, lejos de Nueva York, en los remansos pacíficos del sur, se puede llevar a cabo una discusión en un ambiente menos tenso y por consecuencia con mayores posibilidades de un análisis más frío del problema.

¿Cuál cree que sería la mejor manera de arreglar este viaje? ¿Una sugerencia suya o de Max[2] o de otro camarada sería suficiente o deseable? ¿O preferiría usted un telegrama o carta de invitación desde aquí? Esta última alternativa puede arreglarse sobre la base de un largo interés en Burnham, el deseo de fortalecer más la amistad y la relación, la oportunidad adicional proporcionada por el problema presente, el cual es de gran importancia y solamente puede resolverse en discusiones, no a través del método más incómodo y menos satisfactorio de la correspondencia, etcétera.

Se me ocurre que es posible realizar este viaje durante la navidad sin interferencia con trabajos, escuela, o cualquier cosa que pueda impedirle venir. ¡Pero entonces la convención! ¿Podría regresar a tiempo? ¿Y el viaje aquí sería lo suficientemente pronto para obtener el máximo valor?

En todo caso usted conoce la situación y los camaradas y qué sería lo mejor para resolver el asunto. Déjenos saber su opinión y si cree que es mejor enviar una invitación desde aquí.[3]

Le envío una copia de esta carta a Max.

 

Afectuosos saludos,

 

Joe [Trotsky]



[1] Una sugerencia sobre Burnham. Carta a James P. Cannon, tomada de sus archivos. Marcada “confidencial”. Como lo demuestran esta y otras cartas, aunque refutaba las ideas de Burnham sobre la Unión Soviética y el problema organizativo, Trotsky hizo grandes esfuerzos por atraer a Burnham siempre que éste se declarase un defensista soviético. Dos años más tarde, cuando se declaró la guerra y Burnham y Shachtman abandonaron su defensismo, la actitud de Trotsky se tomó completamente irreconciliable.

[2] Max era Max Shachtman (1903-1972): dirigente del Partido Comunista norteamericano y cofundador del movimiento trotskista en Estados Unidos. En 1940 se separó del SWP por diferencias sobre la defensa de la Unión Soviética y formó el Workers Party [WP, Partido de los Trabajadores]. En 1958 se unió al Partido Socialista.

[3] Burnham no viajó a Coyoacán y nunca se encontró con Trotsky.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?