Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Una catástrofe prevista para Japón[1]

 

 

20 de setiembre de 1937

 

 

 

R: ¿Qué consecuencias tendrá una victoria militar japonesa en China para el equilibrio político en el Lejano Oriente?

R: Si Japón obtuviera una verdadera gran victoria en China, eso significaría que Gran Bretaña se vería obligada a abandonar China, que las puertas del país se cerrarían herméticamente a Estados Unidos y que el Lejano Oriente soviético y, en la etapa siguiente, la Indochina francesa y las islas holandesas se verían amenazadas de manera directa. Sin embargo, no creo que resulte posible ejecutar este plan. En los últimos diez años he escrito más de una vez que la primera gran guerra culminará en la mayor de las catástrofes socia­les para el Japón.

P: ¿Qué consecuencias tendrá la aventura militar para la propia estructura política y económica interna de Japón?

R: El imperio del Mikado contiene en su seno todas las contradicciones sociales que, en su momento, hicieron estallar al imperio zarista: relaciones agrarias semifeudales una monarquía “por derecho divino” la terrible pobreza del pueblo; un pequeño mercado interno para la industria; crecimiento monstruoso del presupuesto militar; una casta militar que refleja en su seno todas las contradicciones internas del país, etcétera, etcétera.

R: ¿Cuáles serán las potencialidades de la situación, dada la reconocida oposición de las masas japonesas a la aventura china, si se envía a todo el ejército regular japonés al continente?

R: Las masas de soldados japoneses reflejan la profunda insatisfacción de los campesinos y soldados japoneses. Al principio de la guerra. como siempre, la oleada chovinista arrastrará a todo el ejército. pero la reacción a la misma no tardará en aparecer.

En el siglo veinte, Gran Bretaña no pudo ganar a la India; al contrario, se dispone a perderla. Japón no es Gran Bretaña; China es más fuerte que la India. En la aventura china, el imperialismo japonés se romperá la crisma.

P: ¿De qué factores externos depende la actual polí­tica pasiva de Rusia con respecto al conflicto chino-japonés? ¿Está lista para la guerra con Japón si ésta se produce? ¿Se ha recuperado el ejército de las conse­cuencias de la “purga” reciente? ¿Considera que es cierta la afirmación, aparecida recientemente en varias publicaciones de Estados Unidos, de que Stalin se siente nuevamente “firme en la silla” y está dis­puesto a tomar medidas más activas en Asia?

R: Stalin está librando una guerra civil contra el pueblo. En todas las esferas de la vida pública -en la economía, en el ejército, en la literatura, etcétera- el descontento de las masas con la casta burocrática desmoralizada se manifiesta a través de los represen­tantes más honestos, inteligentes y de pensamiento más crítico. Stalin los extermina sistemáticamente mediante la GPU. La burocracia se ha convertido en el principal obstáculo para el desarrollo económico y cultural del país. Por eso, la hidra de la insatisfacción producirá más y más cabezas. El régimen de Stalin está condenado. Una buena parte de la correspon­dencia reciente de Moscú, censurada o “no censu­rada”, trata de demostrar que la purga sangrienta “fortaleció” la posición de Stalin. Los autores de dichos informes no entienden nada, o entienden demasiado.

La política exterior de Stalin no obedece a los inte­reses de la URSS, sino a su preocupación por la auto-preservación de la casta dominante. Stalin está y seguirá retrocediendo. La guerra domará a la casta burocrá­tica dominante. Sin embargo, no dudo que la URSS sal­drá victoriosa de una guerra en el Lejano Oriente.



[1] Prevé la catástrofe para Japón. Socialist Appeal, 9 de octubre de 1937. Las preguntas fueron formuladas por el periodista J.P. McKnight de Associated Press y aparecen aquí con autorización de la biblioteca de la Universidad de Harvard.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?