Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Sucesos terroristas en Francia[1]

 

 

29 de setiembre de 1937

 

 

 

Mi querida señorita La Follette:

 

Los recientes sucesos terroristas en Francia me resultaron sospechosos desde un principio. Arrasar las oficinas de las empresas capitalistas es, a la vez, insen­sato y peligroso. ¿ Un caso de desesperación? Pero, en primer lugar hubo muchos atentados; en segundo lugar, de acuerdo con la policía, las bombas son de calidad excepcionalmente buena. Sólo un laboratorio estatal puede producir semejantes bombas. Pero, ¿qué estado? ¿Alemania? ¿Italia? No veo claramente cuál es el objetivo. ¿Acaso los fascistas franceses fabrican bombas en los laboratorios militares franceses con el fin de comprometer a los izquierdistas? Es posible, pero no muy probable. ¿Qué puede demostrar de la Rocque con estas bombas? Es más probable que esto sea obra de la GPU, quizá no en forma directa, sino a través de agentes intermediarios de segunda o tercera categoría. En este caso, el objetivo podría ser comprometer a los “trotskistas” franceses. Esta era mi hipótesis. Ahora, en la edición del 22 de setiembre del periódico ruso Novoie Russkoie Slovo [Nueva Palabra Rusa], publicado en Nueva York, encontramos un artículo enviado desde París y firmado por Andrei Sedij, quien es también corresponsal del periódico parisino de Miliukov Poslednoie Novosti [Ultimas Noticias][2]. En este artículo analiza vagamente distintas hipótesis concernientes a los atentados terroristas y enfatiza enérgicamente una, a saber, la que concierne a los trotskistas. Leamos:

“Tampoco debemos olvidar que la influencia de los ‘trotskistas’, cuyos métodos de lucha política distan de haberse cristalizado, ha crecido enormemente en Francia. Es absolutamente indiscutible que los trots­kistas pescan en aguas revueltas, fomentan los conflictos sociales por todos los medios, tratan de provocar incidentes sangrientos y complicar lo más posible el régimen interno de Francia. ¿Quién puede decir cuál fue el papel preciso de los trotskistas en la época de los sangrientos disturbios de Clichy?[3]

“En el periodo anterior, muchos trotskistas y anar­quistas complementaron su obra [trabajando de] ‘arrojadores de dinamita’ (dinamiteros)[4] en España, con objetivos propios y especiales. Ahora los obreros deben prestar estrecha atención a los elementos extremistas de sus filas y expulsar de su seno a los provo­cadores que conducen a las masas a cometer todo tipo de excesos.”

Es difícil dudar de que el artículo fue inspirado por la GPU, sobre todo porque Andrei Sedij, en su calidad de periodista, está vinculado a distintas fuerzas poli­ciales y, por eso mismo, está en perfectas condiciones de recibir semejante “inspiración”. Este hecho es una confirmación muy importante de mi primera suposición. Todavía no estoy seguro de que la suposición sea cierta, pero se vuelve muy probable. Sea como fuere, debemos prestarle la mayor atención al proble­ma. Es posible que la neoamalgama esté dirigida no sólo contra los trotskistas franceses, sino también, inclusive en primer término, contra León Sedov. Si Stalin “descubriera” en suelo francés la confirmación de su acusación de terrorismo contra los trotskistas, esto seria para él un hecho de valor inmenso.

Envío esta carta a la comisión con el objeto de que mi suposición, si los acontecimientos la confirman, pueda llegar al público.

He recibido nuevos informes acerca del arresto de mi ex secretario Erwin Wolf, quien participó como tes­tigo en la investigación con sus declaraciones juramen­tadas. Trabajaba en Barcelona como corresponsal de un periódico británico, el News Chronicle. Su primer arresto duró unos días. Durante los interrogatorios se proyectaba sobre su rostro una luz potente: es uno de los métodos técnicos que emplea la GPU para hipnotizar al preso y arrancarle la “confesión voluntaria” necesaria (método ya descrito en los escritos y testimonios de Víctor Serge, Ciliga y Tarov). Luego Wolf fue puesto en libertad para darle una falsa impresión de seguridad y descubrir sus vinculaciones y relaciones. Fue arrestado por segunda vez el 1º de agosto, en vísperas de su partida. Parece que ha desaparecido totalmente. El cónsul checoslovaco le ha respondido a la señora de Wolf que él no puede hacer nada al respecto porque la policía le da la siguiente respuesta: “¿El señor WoIf? No sabemos nada de él.” Eso es todo.

Tales éxitos en España lógicamente alientan a la GPU y posibilitan la organización de atentados terro­ristas en Francia, y mañana en Estados Unidos.

 

Con mis mejores saludos,

León Trotsky



[1] Sucesos terroristas en Francia. Del archivo de Jamas P. Cannon. Con autorización de la Library of Social History. Carta a Suzanne La Follette.

[2] Pavel Miliukov (1869-1943): dirigente del Partido cadete liberal fue ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno Provisional ruso entre marzo y mayo de 1917 y un destacado adversario de la revolución bol­chevique.

[3] Disturbios de Clichy: estallaron en marzo de 1937 cuando el Partido Social Francés, fascista, trató de realizar une exhibición cinematográfica en una barriada obrera y los trabajadores lo impidieron. Se levantaron barricadas y hubo disparos de armas de fuego. La CGT decretó un paro general de medio día. El PC se negó a plegarse a la movilización y la atri­buyó a provocadores fascistas y trotskistas. El representante fascista en la Cámara de Diputados, la prensa del PC y la prensa del partido Radical responsabilizó a los trotskistas por los disturbios.

[4] En español en el original (N. del T.)



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?