Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Respuestas a Associated Press[1]

 

 

22 de mayo de 1937

 

 

 

P: ¿A qué países se ha extendido la Cuarta Internacional desde su fundación en Ginebra?

R: A más de treinta países.

P: ¿Cuántos militantes tiene hoy, en cifras aproximadas?

R: Hipotéticamente, diría que algunas decenas de miles.

P: ¿Considera que es necesario poner fin al sistema burocrático que impera en Rusia para que ese país vuelva a los principios del socialismo marxista?

R: Por supuesto que sí.

P: En ese caso, ¿cuáles son los métodos prácticos para alcanzar ese fin?

R: Sólo victorias importantes de la clase obrera mundial le devolverán confianza al obrero ruso. Si se produjeran esas victorias, las masas trabajadoras de la URSS encontrarían la forma de liberarse de la burocracia bonapartista. No olvide que el proletariado ruso tiene una tradición de tres revoluciones tras de sí.

P: ¿La Cuarta Internacional sostiene activamente los principios de la revolución mundial? ¿Con qué medios aplica esa concepción?

R: Sí. La Cuarta Internacional está fundada sobre el principio de la revolución internacional. En este sentido, la primera condición para cualquier victoria es liberar a la vanguardia del proletariado internacional de la tutela de la burocracia soviética, incluida la GPU. El movimiento, regido por principios internacionales, debe enraizarse en la tierra nacional, no someterse a un control mecánico ejercido desde el extranjero.

P: ¿La Cuarta Internacional ha sufrido represiones en países fuera de la Unión Soviética, o bien la represión ha estado dirigida contra el señor Trotsky y sus simpatizantes individualmente?

R: Todos los países fascistas y reaccionarios persiguen a las organizaciones de la Cuarta Internacional con suma ferocidad. En las prisiones de Hitler, como en las de Stalin, hay decenas de los llamados trotskistas. En Danzig, en diciembre de 1936, fueron arrestados sesenta militantes de la Cuarta Internacional, diez de ellos, encabezados por el doctor Jakubowski, fueron condenados en enero a largas condenas de cárcel. Se los acusó de cometer actos en favor de la Unión Soviética y en contra de los intereses militares de Alemania. Los periódicos fascistas alemanes publicaron la crónica del juicio. Hace algunas semanas supe por la prensa húngara del arresto de veinticinco militantes de la Cuarta Internacional en Budapest. Muchos partidarios del movimiento están en las cárceles de Mussolini, lo propio ocurre en Austria y en otros países. La Cuarta Internacional no tenía partidarios en Noruega: las represiones dirigidas contra mí condujeron a la formación de una sección, que publica el periódico Cuarta Internacional y otros.

P: ¿Qué posición ocupa el señor Trotsky en el movimiento: es su dirigente real, además de titular?

R: No ocupo ningún cargo oficial en este movimiento. Lo sirvo a través de mis libros y artículos, publicados en distintos idiomas en el mundo entero. Puedo afirmar con satisfacción que muchos militantes de la Cuarta Internacional (muchos, de ninguna manera todos) dan alguna importancia a mis opiniones, pero mis consejos teóricos no tienen carácter oficial.

P: ¿Ha gozado en México de plena libertad para mantener correspondencia con amigos, compañeros y partidarios y publicar sus artículos, respetando siempre, desde luego, su juramento de no intervención en los asuntos internos de México?

R: Las autoridades mexicanos no han impuesto restricción alguna a mis actividades. No ejercen el menor control sobre mi correspondencia. Debo agregar que en mis veinte años de exilio político, mi actividad fue sometida a control especial tan sólo durante cuatro meses: fue bajo el pretendidamente gobierno socialista de Noruega, a fines de 1936.

En México, mi muy nutrida correspondencia ha estado y está dedicada exclusivamente a los procesos de Moscú y a la investigación de los mismos. De más está decir que antes de tomar cualquier medida me cuido de evitar todo aquello que pudiera crearle la menor dificultad a la política interna o exterior de este generoso país. Las afirmaciones en contrario son difundidas por la GPU, por intermedio de sus plumíferos. Estos caballeros afirman, por un lado, que apoyo al fascismo contra el socialismo y, por el otro, que fomento insurrecciones revolucionarias en varios países. La primera acusación va dirigida a los obreros y a los demócratas; la segunda, a los gobiernos conservadores. Ambas son falsas.

P: ¿Cómo concibe el señor Trotsky los lineamientos del desarrollo futuro y la misión histórica de la Cuarta Internacional? ¿Considera que remplazará en última instancia a la Tercera? ¿Seguirán coexistiendo ambas organizaciones? ¿Existe alguna base para la fusión con los socialistas “duros” de la Segunda Internacional?

R: La Tercera Internacional está condenada a muerte por las contradicciones entre los intereses de la burocracia de Moscú y los del proletariado mundial. Los infames fraudes judiciales de Moscú le han dado el golpe de muerte a la Tercera Internacional. El próximo período mostrará la desintegración sistemática de la Comintern. La remplazará una asociación mundial independiente, basada en los principios y en la honestidad, no en las órdenes y el dinero.

P: ¿Cuál ha sido la política y actividades de la Cuarta Internacional en el conflicto que se desarrolla en España?

R: La sección española de la Cuarta Internacional fue fundada hace dos o tres meses; por consiguiente, debe ser muy pequeña. Lamentablemente no mantengo vínculos personales con ella. Por lo que puedo juzgar desde aquí, el movimiento insurreccionar fue un movimiento más o menos espontáneo de las masas anarcosindicalistas y, en parte, de los obreros del POUM.

Este partido no sólo no es trotskista, sino que expulsa a los trotskistas de sus filas. La Comintern tacha de trotskista a todo grupo o individuo que no obedece servilmente sus órdenes. He dicho en muchas declaraciones que la política absolutamente errónea de la Comintern en España no dejaría de provocar insatisfacción y alzamientos espontáneos entre las masas, y que todo ello beneficiaría a los fascistas. Los últimos acontecimientos son la trágica confirmación de mi pronóstico.



[1] Respuestas a Associated Press. Con autorización de la biblioteca de la Universidad de Harvard. El New York Times del 24 de mayo de 1937 publicó extractos de la entrevista. Trotsky entregó el texto completo el 1º de junio. La Cuarta Internacional no se fundó hasta 1938, en la primera pregunta, se refiere a una conferencia internacional pro Cuarta Internacional realizada en julio de 1936.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?