Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Mayor paciencia pedagógica para con los nuevos elementos[1]

 

 

11 de Setiembre de 1937

 

 

 

Estimado camarada Cannon:

 

1. No creo que, dada la situación actual, la corres­pondencia personal con Sneevlíet pueda cambiar las cosas. Sneevliet es muy terco. Rompió relaciones organizativas con el Secretariado Internacional: es muy hostil hacia los norteamericanos, que “traicionaron” a la Cuarta Internacional. Está amargado por los desas­tres permanentes de su política en Holanda. Le da más importancia a la oficinita del NAS que a las relaciones internacionales.[2] Se prendió a la cola del POUM con la esperanza de hacer contrapeso a nuestra tendencia; el derrumbe catastrófico del POUM lo amargó aun más. Hoy resulta completamente inabordable. Después de vuestro congreso nacional, si resulta exitoso -y estoy seguro que así será- habrá mayores posibilidades de influir sobre él.

2. El hecho de que los grupos de Brandler y Loves­tone hayan entrado a esa arca de Noé llamada Buró de Londres es muy favorable: fortalecerá las tendencias centrífugas de esta célebre “unidad revolucionaria’. No sé si entre los partidarios de Lovestone hay personas inteligentes; posiblemente las haya, pero la tendencia en sí es fundamentalmente estúpida. Los oehleristas presentan sus construcciones geométricas: son inútiles, pero entrentenidas.[3] Los escritos de los lovestonistas son sumamente aburridos y nada más.

3. Por las conversaciones con las personas que me visitan (que son muy numerosas) tengo la impresión de que estamos totalmente aislados del partido stali­nista. Es muy, muy lamentable. Los stalinistas son nuestro mayor obstáculo. Debemos iniciar inmediata­mente un trabajo sistemático. Un subcomité pequeño, modesto, podría preparar el terreno para una mayor penetración en ese medio.

4. En el próximo periodo nuestra organización atraerá a personas de muchas clases, y no sólo a los mejores elementos. La vida pública estadounidense es muy agitada; el anuncio reciente de la crisis que se avecina agudizará la inquietud, el espíritu combativo y... la confusión. No podemos impedir que esta confu­sión penetre en nuestras filas. Nuestros camaradas son “demasiado” cultos, están “demasiado” acostumbra­dos a las consignas y conceptos precisos y complejos. Desprecian a todo individuo que no sea ideológicamente “okey”.[4] Es muy peligroso. Cualquier partido vivo y en desarrollo debe representar - en cierta medida - a las distintas tendencias, inquietudes e, inclusive, repito, la confusión que reina en la vanguar­dia de la clase obrera. Por supuesto que el exceso de confusión no es cosa buena, pero sólo la práctica permite llegar al equilibrio justo. Es absolutamente necesario que nuestros camaradas demuestren mayor paciencia pedagógica para con los elementos nuevos y recién llegados. Ese es el verdadero significado de la democracia” partidaria. Creo que en el próximo periodo debemos poner el acento en la democracia, no en el centralismo. Las nuevas experiencias nos permiti­rán encontrar el equilibrio necesario.

Usted dice al pasar que tiene el plan de volver nue­vamente a México. Sobra decir que Natalia y yo esta­remos encantados de tenerlo nuevamente con nosotros.

 

Con mis mejores saludos,

 

León Trotsky



[1] Mayor paciencia pedagógica para con los nuevos elementos. Del ar­chivo de James P. Cannon. con autorización de la Library of Social History.

[2] NAS (Organización Obrera Nacional: pequeña federación sindical ultraizquierdista cuyo principal dirigente era Sneevliet.

[3] Lovestonistas: grupo formado por Jay Lovestone (n. 1898), ex diri­gente del PC norteamericano, expulsado en 1929, poco después de la caída de Bujarin, su aliado internacional. Loa lovestonistas disolvieron su organización al principio de la Segunda Guerra Mundial. Posteriormen­te, Lovestone fue asesor en asuntos internacionales de George Meany, presidente de la AFL-CIO. Oehleristas (por Hugo Oehler, miembro del Comité Nacional del WPUS): constituían una fracción sectaria en el movi miento trotskista norteamericano. Sostenían que el entrismo en un partido socialdemócrata violaba los principios revolucionarios y que no aceptarían la disciplina de un partido capaz de aceptar ese entrismo. Fueron expulsados en octubre de 1935 por editar un órgano público sin autoriza­ción del partido y existieron con el nombre de Liga Obrera Revolucionaria durante varios años. En 1937 trataban de romper a la izquierda del PS desde dentro y desde fuera.

[4] En inglés en el original.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?