Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La situación en el PS y nuestras próximas tareas[1]

 

 

15 de junio de 1937

 

 

 

Estimados camaradas:

 

Recibí una copia de la carta de Cannon a Joe [Carter] del 9 de junio[2] sobre la situación en el Partido Socialista y nuestras próximas tareas. Por lo que puedo juzgar desde aquí, la carta es excelente en todo sentido. Sería fatal que perdiéramos tiempo a la espera de una “situación” nueva y más favorable. Si permanecemos pasivos, de ahora en adelante el tiempo obrará en contra nuestra. La situación está tan clara y madura que podemos establecer un plan a cinco meses.

a. En el curso de este verano la Guerra Civil Española llegará a su desenlace. El debate en torno a este problema en el seno de la vanguardia proletaria no puede dejar de agudizarse.

 b. Las persecuciones y asesinatos en la URSS avanzan a ritmo tan febril que en los próximos meses es dable esperar un salto de cantidad en cualidad. Sea como fuere, antes del vigésimo aniversario de la Revolución de Octubre el régimen stalinista quedará desenmascarado ante los obreros en grado mucho mayor que el actual.

c. Parecería que la experiencia de Blum se acerca a su fin natural, vale decir, la bancarrota. Será un golpe mortal para la política del Frente Popular.

d. La Comisión Investigadora plenaria celebrará sus últimas sesiones en setiembre. No puede haber dudas sobre las conclusiones, que deberán ser y serán mortales para la camarilla stalinista y la burocracia de la Comintern.

La coincidencia de todos estos factores promete crear una situación sumamente favorable para nuestra actividad en el próximo otoño. Sería criminal que la nueva situación nos encontrara prisioneros de Thomas, Trager, Tyler y compañía.[3] No, debemos reaparecer en escena como partido independiente. Desde aquí, considero que el aniversario de la Revolución de Octubre debe ser la fecha límite para lograr nuestra total independencia política.

Este plan exige una movilización vigorosa de nuestros cuadros para impulsar una nueva línea estratégica, esto es imposible sin un semanario. El problema de empezar a publicar nuevamente un semanario propio es cien veces más importante que las consideraciones, estatutarias y la prudencia diplomática. Nuestro ataque contra los verdugos reformistas stalinistas de las revoluciones rusa y española debe ser tan vigoroso e implacable que los burócratas de segundo orden se verán obligados a olvidar las cuestiones puramente organizativas y formales. No podemos discutir con los partidarios de Altman y con la gente de Wisconsin como si se tratara de camaradas.[4] Debemos denunciarlos como traidores y canallas. Los acontecimientos justificarán nuestra actitud a los ojos de la base. Sólo ese ataque pondrá fin a las vacilaciones entre nuestros simpatizantes y la fracción Claridad.[5] En este sentido, insisto, estoy totalmente de acuerdo con la carta de Cannon. A juzgar sobre la base de informes escritos y de conversaciones con ciertos camaradas norteamericanos, el viraje se podrá efectuar sin provocar fricciones en nuestras filas, a condición de que el Comité Nacional dé directivas claras, precisas y valientes a los camaradas.[6]

Permítanme concretar un plan hipotético a cinco meses:

Para el 15 de julio nuestros camaradas deberán estar movilizados para efectuar el viraje.

El primer número de nuestro semanario debe aparecer en la segunda quincena de julio.

Agosto y setiembre: desarrollar nuestra campaña contra el ala derecha y, secundariamente, contra los centristas.

En octubre debemos restablecer nuestro aparato organizativo por completo.

Debemos reaparecer como partido independiente no después del 7 de noviembre.[7]

Mientras nos preparamos para superar los escombros del Partido Socialista, al mismo tiempo debemos empezar un trabajo más sistemático y persistente con respecto al Partido Comunista. Es imposible que los factores políticos mencionados más arriba dejen intacto este partido. Habrá crisis y escisiones inevitables. Posiblemente para el otoño podamos preparar la unidad de un sector del Partido Comunista con nuestra propia organización independiente.

No me referiré aquí a nuestro trabajo en los sindicatos, sobre todo en la CIO.[8] Esa es, en términos generales, la tarea más importante que nos aguarda. Sin embargo, también esta tarea nos exige independencia como condición previa para una actividad libre y valiente en las huelgas y sindicatos.

 

Fraternalmente,

 

Wolfe [Trotsky]



[1] La situación en el PS y nuestras próximas tareas. Del archivo de James P. Cannon. Con autorización de la Library of Social History. Carta a Cannon, Burnham, Glotzer y Weber. James Burnham (n. 1905): profesor de filosofía, era dirigente de la fracción trotskista en el PS y luego del SWP. En 1939 se pronunció contra la defensa de la Unión Soviética y en 1940 rompió con el SWP. Posteriormente, es desplazó a la extrema derecha y fue director de National Review. Jack Weber (n. 1896): era miembro del Comité Nacional del WPUS. Rompió con el SWP en 1944.

[2] Joseph Carter (n. 1910): uno de los fundadores del trotskismo norteamericano, era secretario nacional interino del centro trotskista en Nueva York. En 1940 se fue del SWP junto con Burnham y Shachtman.

[3] Frank Trager (n. 1905) y Gus Tyler (n. 1911): miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PS. Trager era el secretario sindical del partido y luego fue especialista en asuntos asiáticos. Tyler era el director de Socialist Call, semanario del partido. Ayudó a expulsar a los trotskistas del PS, pero luego él mismo renunció el partido. Posteriormente fue asesor de David Dubinsky, presidente del Sindicato Internacional de Trabajadores de Prendas Femeninas.

[4] Jack Altman: dirigente de la derecha socialista y secretario de la regional Nueva York del PS. En vísperas del inicio de las audiencias de la Comisión Dewey en México, exigió a la dirección nacional del PS que es retirara del CNDLT.

[5] El bloque Clarity: dirigido por Gus Tyler, había ganado la mayoría en el Comité Ejecutivo Nacional en el congreso de Chicago. Aunque se comprometió a no expulsar a nadie, las presiones de la derecha y de Norman Thomas lo obligaron a expulsar a la izquierda en el verano de 1937.

[6] Comité Nacional: en este caso se refiere a la dirección de la izquierda socialista, que poco después constituiría el SWP. El análisis de Trotsky no era aceptado por todos los miembros del CN, a pesar de la carta de Cannon del 9 de junio. Shachtman posteriormente le dijo a Venkataramani que la propuesta de Trotsky lo había dejado “anonadado en un principio”. También Burnham dudaba de que había llegado el momento de romper con el Partido Socialista. Pero las dudas se resolvieron rápidamente y se confirmó el vaticinio de Trotsky en cuanto a la reacción de las bases.

[7] Socialist Appeal: publicación interna del PS hasta que fue prohibida por la dirección; se convirtió en órgano Público de los trotskistas a partir de su edición del 14 de agosto de 1937. El congreso de fundación del SWP tuvo lugar entre el 31 de diciembre de 1937 y el 3 de enero de 1938 en Chicago.

[8] CIO (Congreso of Industrial Organizations) [Congreso de Organizaciones Industriales]: surgió en 1935 como comité en el seno de la American Federation of Labor [Federación Norteamericana del Trabajo, la central obrera] para combatir a la dirección conservadora de ésta. La dirección de la AFL se negó a levantar la reivindicación de agrupar a los obreros en poderosos sindicatos de industria y expulsó a los sindicatos de la CIO en 1938, obligándolos a crear su propia organización nacional. La AFL y la CIO se reunificaron en 1955.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?