Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

La reforma Ludlow[1]

 

 

1º de febrero de 1938

 

 

 

I

 

Estimado camarada Cannon:

 

Le envío una carta personal sobre el caso del referéndum. Puede juzgar por sí mismo si es aconsejable mostrarla ahora al Politburó. Usted comprende que no estoy interesado en provocar discusiones internas. El asunto está prácticamente terminado. Así, usted puede examinar la carta como un asunto puramente personal y hasta quemarla. Pero si considera que mostrando la carta a Burnham puede crear un mejoramiento de la comprensión mutua, yo naturalmente no me opongo. Por mí parte no tomaré ningún paso adicional a este respecto.

 

Mis mejores saludos y deseos,

 

Hansen [Trotsky]

 

II

 

Estimado camarada Cannon:

 

En el caso del referéndum de Ludlow estoy con Burnham, no con la mayoría del Comité Central. Esta carta no trata de provocar una reconsideración del asunto, que ya se decidió y prácticamente liquidó; pero metodológicamente el problema es de importancia. La posición del gobierno respecto a esto representa las concepciones y los intereses de los imperialistas, es decir, de la gran empresa. Los capitalistas quieren completa libertad para maniobrar internacionalmente, incluyendo una declaración de guerra.

¿Cuál es la iniciativa de Ludlow? Representa la aprehensión del hombre de la calle, del ciudadano común, del burgués medio, el pequeño burgués, y aun el granjero y el trabajador. Todos ellos buscan frenar la mala voluntad de las grandes empresas. En este caso llaman freno al referéndum. Sabemos que esto no es suficiente ni aun eficiente y proclamamos abiertamente esta opinión, pero al mismo tiempo estamos listos a ayudar al hombre humilde para llevar a cabo su experiencia contra las pretensiones dictatoriales de las grandes empresas. ¿El referéndum es una ilusión? No lo es más ni menos que el sufragio universal u otros recursos de la democracia. ¿Por qué no podemos usar el referéndum como usamos las elecciones presidenciales?

Cuando los socialistas belgas elaboraron su “Plan”, Vereecken lo tildó de ilusión y se alejó del Partido Socialista. Nosotros planteamos que se exija al Partido Socialista poner en práctica su plan. Esta táctica tenía como objetivo la utilización de las tendencias progresistas de la ilusión para la educación revolucionaria de los trabajadores. La ilusión sobre el referéndum del hombre humilde americano también tiene sus características progresistas. Nuestra tarea no es alejarnos de ella sino utilizar estas características sin asumir la responsabilidad por la ilusión. Si la moción del referéndum se adoptara, nos daría, en caso de una crisis bélica, posibilidades tremendas de agitación. Esa es precisamente la razón por la cual las grandes empresas ahogaron la ilusión del referéndum.

 

Fraternalmente,

 

Hansen [Trotsky]



[1] La reforma Ludlow. De los archivos de James P. Cannon, a quien iba dirigido. La reforma Ludlow: reforma constitucional que se propuso en Estados Unidos que exigía un referéndum directo del pueblo norteamericano antes de que el gobierno declarase la guerra. Fue presentada por el representante demócrata Louis Ludlow de Indiana. La propuesta fue derrotada por un estrecho margen en la House of Representatives [Cámara de Representantes] el 10 de enero de 1938. Una semana antes de que fuese rechazada, una encuesta pública de la Gallup demostró que el 72 por ciento de la población norteamericana estaba a favor de la reforma. El Comité Político del SWP negó su apoyo a la reforma, con la única excepción de Burnham. En estas cartas Trotsky explica su desacuerdo con la mayoría del Comité Político; al pensar que la derrota en el congreso había sacado a la reforma del primer plano político, Trotsky enfatizó la importancia metodológica de abordar correctamente el problema y dejó a la decisión de Cannon la profundización del mismo. Este no sólo le mostró las cartas a Burnham sino que las puso a consideración del Comité Político, el cual, en febrero, cambió su posición pasando de la oposición a la reforma, a la abstención en las discusiones que se presentasen sobre la misma. Trotsky retomó el problema en marzo durante conversaciones sostenidas con una delegación del SWP y, en un pleno del Partido realizado en abril, el Comité Nacional votó a favor de dar un apoyo critico a la reforma.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?