Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Anacronismos[1]

 

 

8 de marzo de 1938

 

 

 

Los fraudes judiciales de Moscú están llenos de anacronismos. En el juicio Zinoviev-Kamenev (agosto de 1936) se sostuvo que los trotskistas se habían aliado a la Gestapo en 1932, cuando ésta no se había formado aún. En 1932, León Sedov se reunió con el acusado Goltsman en el hotel Bristol que había sido demolido en 1917.[2] Existen muchos ejemplos parecidos. Pero los anacronismos del juicio actual son aun más sorprendentes y constituyen su característica distintiva.

El testigo Mantsev, sacado de la prisión, sostuvo que en 1920 en la estación de Kharkov, pocos días después de yo haber estado allí, se cometió un atentado en el coche del tren donde viajaba Stalin; y que más tarde urgí a Mantsev a no ocuparse de esto pues "nuestros camaradas" podrían sufrir por esta razón. Con el fin de desenredar por lo menos parte de los absurdos incluidos en este testimonio, es necesario enumerarlos:

1. "Nuestros camaradas” se supone evidentemente que significan los trotskistas. Pero en 1920 no había ninguno. La Oposición de Izquierda tan sólo surgió en 1923. La palabra "trotskistas" no apareció sino hasta el año siguiente.

2. Mantsev, íntimo colaborador de Dzershinski, antiguo jefe de la Cheka, en general nunca perteneció a los trotskistas y menos aun en una época en la que el trotskismo no existía.

3. La política militar que yo sostuve encontró el apoyo total de Lenin y de la mayoría del Politburó. Entre bastidores, Stalin realizó una campaña de intriga contra esta política apoyando a Voroshilov,[3] actual comisario del pueblo de la defensa, Chadenko, diputado del comisario del pueblo de la defensa y otros que se opusieron a la creación de un ejército centralizado, abogando por destacamentos puramente guerrilleros. Voroshilov comandó uno de los veinticuatro ejércitos en el Volga. Stalin fue miembro del soviet militar de este ejército. Despedí a Voroshilov y depuse a Stalin. Más tarde Stalin estuvo estacionado en el frente sur y fue remplazado nuevamente. No existía la más mínima razón para que yo recurriese al terror. Una simple orden era suficiente para resolver cualquier problema.

4. Cualquiera que tenga un poco de imaginación podrá entender fácilmente que, si en 1920, con un poder ilimitado en mis manos, hubiese deseado librarme de Stalin en el frente, no hubiera reducido la cuestión a fútiles atentados sobre los cuales el mundo se entera ahora por primera vez, dieciocho años más tarde.

5. Durante los años de la Guerra Civil más de una vez tuve que recurrir a medidas severas. Hice esto abiertamente y bajo mi propia firma. Stalin intrigaba entre bastidores. En julio de 1919, Lenin de su propia iniciativa me dio una página al final de la cuál aparecían las siguientes líneas: "Conocedor del duro carácter de las órdenes del camarada Trotsky, estoy tan convencido, tan absolutamente convencido de la corrección, conveniencia y necesidad para el bien de nuestra causa de las órdenes del camarada Trotski, que les doy todo mi apoyo. V. Ulianov (Lenin)." Lenin firmaba con anticipación cada orden o acción mía en el frente. Nunca utilicé esta carta blanca, pero la conservo en mis archivos como evidencia de la firme confianza moral de Lenin, quien, generalmente hablando, no podía contarse entre las personas más crédulas.

Ante tales relaciones mutuas de los individuos en cuestión, sería posible imaginar a Stalin en 1920 atentando contra mi vida pero imposible imaginar lo contrario. Sin embargo, no debemos olvidar que una de las tareas del juicio actual es la de revisar la historia de los últimos veinte años y asignar a Stalin una posición en el pasado que él nunca ocupó.



[1] Anacronismos. De los archivos de Joseph Hansen.

[2] E. S. Goltsman (1882-1936): antiguo oposicionista, ejecutado después del primer Juicio de Moscú, según se afirma, por reunirse con León Sedov en Copenhague para recibir "instrucciones" de Trotsky con el fin de asesinar a Stalin y Voroshilov. Pero su supuesto lugar de reunión, era el hotel Bristol, demolido unos años antes, y más aún, Sedov asistía a sus exámenes en Berlín en esa época y el gobierno rusa rehusó comprobar la entrada de Goltsman a Dinamarca. E. S. Goltsman (1882-1936): antiguo oposicionista, ejecutado después del primer Juicio de Moscú, según se afirma, por reunirse con León Sedov en Copenhague para recibir "instrucciones" de Trotsky con el fin de asesinar a Stalin y Voroshilov. Pero su supuesto lugar de reunión, era el hotel Bristol, demolido unos años antes, y más aún, Sedov asistía a sus exámenes en Berlín en esa época y el gobierno rusa rehusó comprobar la entrada de Goltsman a Dinamarca.

[3] Kliment Voroshilov (1881-1969): antiguo defensor de Stalin, miembro del Politburó desde 1926 y comisario de defensa desde 1925 a 1940. Durante la Guerra Civil fue el comandante del Décimo Ejército Ruso, que llegó a ser la sede de la "oposición militar" descrita por Trotsky. En marzo de 1919 el Octavo Congreso del Partido rechazó la oposición militar y reafirmó la política militar de Trotsky.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?