Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Al director del Modern Monthly[1]

 

 

15 de octubre de 1937

 

 

 

Mi estimado director:

 

Usted propone que yo escriba un artículo sobre la guerra para el Modern Monthly. Antes de entrar directamente en la discusión de su amable propuesta me veo obligado a plantear un problema preliminar. En la lista de editores adjuntos se encuentra el nombre del señor Carleton Beals. Después de su “participación” en la Comisión Investigadora sobre los procesos de Moscú, no puede caber la menor duda acerca de la fisonomía moral de dicho caballero. El artículo de Beals sobre las audiencias de la Comisión en Coyoacán no fue sino una sarta de mentiras y falsificaciones dictadas por los intereses de la GPU. Señalé las mentiras y falsificaciones más importantes en un artículo; si no me equivoco, se envió una copia del mismo a usted. Sin embargo, usted no ha reaccionado ante la actitud del señor Beals.

Puedo entregar un artículo a una publicación burguesa sin tener en cuenta quiénes son los demás colaboradores, así como puedo viajar en un transporte público sin preocuparme por la identidad de los demás pasajeros. Distinto es el caso de una revista que se declara marxista y revolucionaria. En este caso, cada colaborador está vinculado a todos los demás por lazos recíprocos. Considero imposible asumir responsabilidad alguna, no sólo por el señor Beals, sino por cualquier publicación que lo tolere en sus filas.

El stalinismo es la sífilis del movimiento obrero. Cualquiera que resulte ser un portador directo o indirecto de esta contaminación debe ser sometido a una cuarentena implacable. Ha llegado la hora de diferenciar tajantemente a las personas honestas de los agentes, amigos, abogados, periodistas y poetas de la GPU. Las personas de la calaña de Beals necesitan colaborar en una publicación como la suya para mantener la máscara de la “independencia”. Tanto menor razón tiene una publicación independiente para dar protección a esa clase de caballeros.

Si el nombre del señor Beals aparece en su lista debido tan sólo a un error (me alegraría saber que así es), entonces podrá corregirlo inmediatamente. En caso contrario, me veré obligado a pedirle que publique esta carta para explicar por qué retiro mi nombre de su lista de colaboradores.

 

Atentamente,

 

León Trotsky



[1] “Al director del Modern Monthly”. Socialist Appeal, 11 de diciembre de l937. Modern Monthly (llamado posteriormente Modern Quarterly) era un periódico independiente de izquierda dirigido por V.F. Calverton desde 1923 hasta 1940. Publicaba artículos de comentario político y crítica literaria y obras de ficción. Trotsky fue colaborador de la revista a principios de los años treinta, pero luego se desligó de la misma por considerar que su posición respecto de los procesos de Moscú no era lo suficientemente crítica.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?