Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Prólogo al artículo de P.J. Schmidt sobre Holanda[1]

 

 

12 de agosto de 1935

 

 

 

El artículo del camarada Schmidt, secretario gene­ral del partido holandés, reviste la mayor importancia. El viejo OSP estaba estrechamente ligado al SAP.[2] Las direcciones de ambas organizaciones nos formula­ron las mismas críticas en muchas ocasiones. Ambas organizaciones firmaron con nosotros la Declaración de los Cuatro. Pero después se desarrollaron en distin­tas direcciones.

La OSP rompió definitivamente con la camarilla filistea y cobarde de De Kadt después de la conmoción provocada por los acontecimientos de Jordaan, y se uni­ficó con nuestra sección holandesa para asumir la lucha por la Cuarta Internacional. El SAP retiró su firma y dirigió su actividad hostil contra la izquierda, en parti­cular contra el trabajo en pro de la Cuarta Internacio­nal. Hemos desarrollado las cuestiones esenciales a este respecto en el artículo sobre la alquimia centrista. El artículo finaliza señalando que el trabajo por la Cuarta Internacional debe desarrollarse sin el SAP y contra el SAP. Es asombroso, pero el SAP ha tomado este vaticinio, que contiene un juicio de valor, como pretexto para trabajar contra la Cuarta Internacional. El camarada Schmidt, por otra parte, demuestra con toda claridad cuán absurdo es este "argumento".

Los hechos y documentos que presenta el camarada Adolphe en un documento breve[3] demuestran incon­trovertiblemente que durante dos años la LCI hizo gala de la mayor paciencia y buena voluntad para con el SAP, es decir, la mayor indulgencia para con sus debi­lidades centristas, para no cerrar las posibilidades de seguir colaborando. Por ejemplo, en muchas ocasiones en el curso de esos dos años, Bauer me instó a través de cartas personales a romper de una vez por todas con los centristas y los filisteos incorregibles del SAP. A pesar de nuestra paciencia y de nuestra exagerada in­dulgencia para con la susceptibilidad de los centristas, muchos individuos nos acusaron posteriormente de carecer de flexibilidad en nuestro trato con el SAP. Los camaradas de la OSP nos han formulado las mismas crí­ticas en repetidas ocasiones.

Por ello el artículo de Schmidt posee un gran valor testimonial. Demuestra que, a pesar de las mejores in­tenciones de colaborar, quien posea principios revolu­cionarios no tiene nada que hacer con el SAP o, al menos, con su dirección actual.

Es por todos sabido que el SAP no formula la menor crítica a sus aliados de derecha. Defiende a su flanco izquierdo. Pero, no bien el RSAP da un paso organiza­tivo decisivo para acercarse a la Cuarta Internacional, el SAP no sólo lanza una violenta crítica contra la direc­ción de esta organización, sino que inicia un trabajo fraccional dentro de su "partido hermano" para arran­carlo de la Cuarta Internacional. Nuevamente, se con­firma nuestro análisis: el SAP combate únicamente a la izquierda; su actitud para con la derecha es estrictamente conciliadora. Publica así un documento que re­vela inequívocamente su carácter centrista-conservador y derechizante.

La sección más importante de este documento -va­lioso en todo su contenido- del camarada Schmidt es la caracterización de la actividad -más precisamente, la inactividad- del IAG. El camarada Schmidt no es un "trotskista maligno", ni un adversario venenoso de esta organización; todo lo contrario, es uno de sus fun­dadores y en la actualidad detenta el puesto de secre­tario general. Pero demuestra que esta "Comunidad de Trabajo" no es una comunidad y, por consiguiente, no realiza trabajo alguno. Es algo que previmos y va­ticinamos. No se puede servir a la clase obrera con ficciones. Por el contrario, es necesario barrer las fic­ciones para abrir el camino hacia la auténtica Interna­cional.

Es una lastima que hayamos despilfarrado tantas energías en la polémica con el SAP, diría un conciliador amable. Todo lo contrario, decimos nosotros. La lucha contra el SAP, es decir, contra su carácter vago y su pa­cifismo vulgar, contra sus pronunciamientos y acciones ambiguas, constituye una importante escuela prepara­toria para todas las tendencias y organizaciones que se desplazan hacia la Cuarta Internacional. Estamos con­vencidos de que el RSAP ganará claridad, cohesión y capacidad combativa en su lucha contra el SAP. Por otra parte, esta lucha también beneficiará a aquellos elementos del SAP que todavía puedan evolucionar. En lo que a nosotros respecta, los escritos hostiles, a menudo calumniosos, del SAP no nos impedirán librar la lucha por la Cuarta Internacional conjuntamente con el ala revolucionaria de este partido, si es que alguna vez se convierte en una auténtica fuerza política.

El camarada Schmidt también critica a la LCI. Como él mismo dice, sus críticas no apuntan a cuestiones de principios sino a cuestiones tácticas y organizativas. No queremos referirnos aquí a ciertas afirmaciones hechas al pasar y que consideramos erróneas. En resumidas cuentas, consideramos que nuestra organización es tan sólo una parte integrante de la Cuarta Internacional en construcción y, si bien defendemos nuestras ideas con toda energía, estamos perfectamente dispuestos a estudiar seriamente las ideas de nuestros aliados. Toda la historia del movimiento obrero demuestra que los únicos capaces de aprender son los que valoran sus propias ideas.



[1] Prólogo al artículo de P.J. Schmidt sobre Holanda. Bulletin LCI, 1° de septiembre de 1935. Traducido del francés [al inglés] para esta obra por David Keil. Llevaba el título de "Acerca de las relaciones del RSAP holandés con la LCI y el Buró de Amsterdam". El Buró de Amsterdam, también llamado Buró de Londres o Buró Londres-Amsterdam (Buró Internacional de Partidos Socialistas Revolucionarios), fue fundado en 1935. Era una asociación de partidos centristas no afiliados a ninguna de las dos internacionales, pero opuesto a la creación de una cuarta internacional. Estaba integrado por el SAP alemán, el Partido Laborista Independiente inglés, entre otros; posteriormente entró el POUM es­pañol.

[2] OSP: Partido Socialista Independiente de Holanda: en 1935 se unificó con el Partido Socialista Revolucionario (RSP) para formar el RSAP, sección holandesa de la LCI. Los acontecimientos de Jordaan fueron manifestaciones masivas realizadas en julio de 1934 por los obreros de Jordaan, la barriada proletaria de Amsterdam, cuando el gobierno anun­ció que rebajaría el ya muy bajo seguro al desocupado. El ejército res­tableció el orden después de dos noches de lucha. Murió por lo menos un militante del OSP y hubo varios arrestados. De Kadt, secretario del partido y director de su órgano De Fakkel (La antorcha), se pronunció contra la movilización y exhortó al partido a capitular antes de que se iniciare la represión. Renunció, volvió al partido y fue expulsado por el congreso de septiembre de 1934.

[3] Adolphe: seudónimo de Rudolf Klement (1910-1938), secretario de Trotsky en Turquía y Francia y miembro del SI. La GPU lo secuestró y asesinó en París en vísperas del congreso de fundación de la Cuarta Internacional.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?