Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Presentación de "El caso León Trotsky" en La Plata

 

Como parte de las actividades que realizamos este año en homenaje a León Trotsky en el 70º aniversario de su asesinato, en el mes de Octubre presentamos en la ciudad de La Plata “El caso León Trotsky”, reciente publicación del CEIP. Más de 150 trabajadores y estudiantes participaron de la misma en la Facultad de Humanidades de la UNLP. En la mesa estuvieron como panelistas el historiador Hernán Camarero, y Christian Castillo, sociólogo y dirigente nacional del PTS.

Camarero resaltó el importante aporte que significaba la traducción de este libro por primera vez al español, para que nuevas camadas de jóvenes estudiantes y trabajadores, y también de docentes e investigadores, pudieran conocer la tradición política y el legado revolucionario Trotsky y la IV Internacional, a través de la pelea ideológica y política que dieron contra los crímenes y las falsificaciones del stalinismo. Destacó que al haber estado conformada la Comisión independiente encargada de llevar adelante el contra-proceso por miembros no pertenecientes –ni siquiera simpatizantes- al marxismo revolucionario, encabezados por el filósofo liberal John Dewey, el tenor de las preguntas que le iban realizando en el transcurso del contra-proceso lo obligaron a Trotsky a buscar una explicación sencilla de los aspectos centrales de sus ideas y sus luchas. Y que por esta misma razón, sus respuestas tienen una gran actualidad para discutir contra las visiones hoy en boga entre la intelectualidad, que desde una visión liberal identifican al “terror” de los Juicios de Moscú como una herencia directa de la violencia a que llevó la misma Revolución Rusa y la posterior Guerra Civil. Y contra todas estas falsificaciones, señaló que los mismos Juicios fueron parte de una guerra civil preventiva que la burocracia libró contra la vieja guardia bolchevique y la vanguardia proletaria, para evitar que las críticas a la burocracia empalmaran con el descontento de masas dentro de la URSS en la perspectiva de una revolución política.

Por su parte Christian Castillo hizo un recorrido por la historia de los debates al interior de la dirección del Partido Bolchevique -luego Partido Comunista-, y particularmente de la relación de Lenin y Trotsky, para demostrar contra el “mito” del monolitismo y el verticalismo del mismo, que tanto en los momentos previos a la Revolución Rusa, así como durante la misma y posteriormente, este fue escenario de apasionados debates de estrategia revolucionaria. Destacó cómo comenzaron a dar juntos la pelea contra la burocratización del Partido y del Estado; y luego de la muerte de Lenin cómo Trotsky encaró la lucha contra la burocracia construyendo la Oposición de Izquierda, para reorientar a la URSS en un sentido revolucionario, siendo la continuidad de la tradición bolchevique. Remarcó que frente a la degeneración del socialismo provocada por el stalinismo, el trotskismo representó a quienes resistieron teórica, política y programáticamente, mostrando un camino alternativo frente a las aberraciones de la burocracia: el despotismo del régimen burocrático que anulaba todo elemento de democracia obrera, y el abandono del internacionalismo justificado con la aberrante teoría del “socialismo en un solo país” con la consiguiente conciliación con las potencias imperialistas. Sostuvo que la resistencia de Trotsky y los trotskistas en las condiciones más difíciles de aquella “noche oscura” del Siglo XX, y la pelea por la construcción de la IVta Internacional, lejos de haber sido una empresa voluntarista, como sostiene Isaac Deutscher y es una opinión extendida en la actualidad, constituyó una de las tareas más importantes de Trotsky -en la cual él mismo se consideraba imprescindible- , pues estaba convencido de que en medio de una época signada por el avance de la reacción, y a las vísperas de la IIda Guerra Mundial, los revolucionarios tenían que preparar una herramienta política que contara con un programa y una estrategia revolucionaria para poder intervenir a la salida de la guerra. Para terminar, concluyó con que este es uno de los legados más importantes que tenemos hoy quienes nos consideramos marxistas revolucionarios para encarar la apasionante tarea de construir una herramienta política de los trabajadores, y reconstruir una Internacional revolucionaria, la IVta Internacional.

Hacia el final, se dio un interesante debate sobre la situación actual en Cuba, donde ambos panelistas coincidieron en la importancia de pensar las alternativas que se abren en ella frente a las medidas restauracionistas de la burocracia castrista, y la vigencia del programa de revolución política que Trotsky formulara para la URSS en la década del 30, como única alternativa viable para evitar la destrucción de la conquista más importante del proletariado y el pueblo latinoamericanos, terminando con la opresión burocrática y abriendo paso a un Estado obrero con un régimen de pluri-partidismo soviético.

 



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?