Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Para disipar malentendidos[1]

 

 

2 de octubre de 1933

 

 

 

Consejo de Redacción

The New Leader

 

Estimados camaradas:

 

Leí en el Daily Worker[2] del 14 de septiembre la car­ta del camarada C.A. Smith, que defiende al ILP de la acusación de que sus delegados participaron en París en la construcción de una Internacional Dos y Media. No tengo ningún motivo para interferir en la esencia de esta polémica. Sin embargo, debo señalar que de la car­ta del camarada Smith se desprende la conclusión de que en París realmente se sentaron las bases de una Internacional Dos y Media, aunque sin la participación del ILP. Considero necesario disipar cualquier malen­tendido que pueda surgir al respecto con los lectores de The New Leader.

Es cierto que en la Conferencia de París participa­ron algunas organizaciones que sostienen una posición intermedia entre la Segunda y la Tercera Internacional, como el Partido Laborista Noruego, el PUP francés, los maximalistas italianos y otras. Pero precisamente todas estas organizaciones se manifestaron en contra de la nueva internacional. A favor de la creación de una nueva internacional, no de otra Dos y Media sino de la Cuarta, estuvieron las siguientes organizaciones: la Oposición de Izquierda Internacional, el Partido Socialista Obrero (SAP) de Alemania y los dos partidos holandeses, el Partido Socialista Independiente y el Partido Socialista Revolucionario.

Sugiero a los lectores de The New Leader y también a los de Daily Worker que lean la declaración de las mencionadas organizaciones, titulada Sobre la necesi­dad y principios de una nueva internacional. Citaré aquí solamente uno de los once parágrafos (el número 8).

"Aunque dispuestos a colaborar con todas las orga­nizaciones, grupos y fracciones que realmente evolucio­nan desde el reformismo o el centrismo burocrático (stalinismo) hacia el marxismo revolucionario, los abajo firmantes declaran al mismo tiempo que la nueva inter­nacional no podrá tolerar ninguna conciliación con el reformismo o el centrismo. La necesaria unidad del movimiento obrero no se logrará mezclando las concep­ciones reformistas con las revolucionarias ni adaptándose a la política stalinista sino combatiendo la política de ambas internacionales en bancarrota. Para ser digna de este objetivo, la nueva internacional no debe permi­tir ninguna desviación de los principios revolucionarios en los problemas que hacen a la insurrección, la dicta­dura proletaria, la forma soviética del estado, etcé­tera."

En conclusión, me permito decir que la Oposición de Izquierda Internacional (bolchevique leninista) está mucho más alejada del centrismo (es decir, de la Internacional Dos y Media) que la actual Comintern barbussizada.

 

Con saludos revolucionarios,

 

León Trotsky



[1] Para disipar malos entendidos. The Militant, 21 de octubre de 1933, donde apareció con el título Trotsky escribe al periódico británico The New Leader. The New Leader [El Nuevo Dirigente] no publicó la carta.

[2] The Daily Worker [El Diario Obrero] era el periódico del PC británico.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?