Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Eventos:

Más de 400 estudiantes de Sociología y de otras facultades, docentes, trabajadores y militantes de izquierda en el taller "Trotsky como alternativa"

Más de 400 estudiantes de Sociología y de otras facultades, docentes, trabajadores y militantes de izquierda presenciaron el jueves 14 de noviembre de 2002, el primer encuentro del Taller "Trotsky como alternativa", organizado por el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones -CEIP- León Trotsky, en el marco de las V Jornadas de Sociología. La importante asistencia convocada alrededor de la figura de Trotsky y la cantidad de ponencias enviadas en una breve cantidad de tiempo lo convertieron en el primer hecho de este tipo no sólo en la universidad sino en nuestro país.

 

El encuentro arrancó con la proyección del video sobre León Trotsky emitido por Canal A y realizado parcialmente con materiales que se encuentran en el CEIP.
Como planteó Andrea Polaco en la presentación del taller "Nuestra intención con este taller es contribuir a la apertura de un espacio en la universidad para que se comiencen a debatir las ideas de los grandes pensadores revolucionarios del siglo XX. Independientemente del acuerdo o no con sus posturas, no se puede dejar de reconocer lo imprescindible de las elaboraciones de Trotsky para tratar fenómenos políticos y sociales nodales de la época contemporánea. Por otra parte, la época que Trotsky vivió, de grandes confrontaciones de clases, guerras y revoluciones tiene un valor histórico enorme. A diferencia de otras universidades en el mundo, en el ámbito académico de nuestro país no se le ha dado a la obra de León Trotsky el lugar que por derecho propio tiene ganado en el pensamiento marxista. Apoyar la difusión de la obra de Trotsky contribuiría sin lugar a dudas a enriquecer tanto el conocimiento histórico como la teoría crítica. (...) Pero nuestro objetivo no es meramente histórico, no es sólo una reivindicación del pasado. Queremos retomar lo más avanzado del pensamiento revolucionario clásico, así como la experiencia en la lucha práctica llevada adelante por los trotskistas, para que las nuevas generaciones puedan confrontarlo con la realidad actual. Como dice Pierre Broué: se trata de "un combate revolucionario por la historia" como parte de la lucha por la revolución, ya que "la verdad es revolucionaria y que es porque uno es revolucionario que se busca la verdad y que se encuentra en ella un fragmento que permite atrapar la punta del ovillo, tirar de él y avanzar en la comprensión de este mundo en marcha que es necesario transformar".

Indudablemente las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 en Argentina, han abierto un proceso que se comienza a reflejar también en la universidad y en la reflexión ideológica de estudiantes y trabajadores así como de simpatizantes del trotskismo que buscan dar respuestas en esta nueva situación nacional e internacional desde las teorías marxistas revolucionarias.
Creemos que este primer taller ha sido un paso adelante para avanzar en el conocimiento y debate de estas teorías.
La cantidad e importancia de las ponencias y el carácter novedoso del taller seguido con suma atención por la audiencia -a pesar del calor extenuante- por más de cuatro horas, plantearon la necesidad de desdoblar el taller y continuar la semana que viene.
En este primer encuentro se desarrolló el panel "Trotsky y Latinoamérica". En él participaron: Ramón Puerta, miembro de la Fundación Engels-periódico El Militante de España, con su ponencia sobre "El Programa de Transición y su aplicación a la revolución argentina". Puerta destacó la vigencia para nuestro país del Programa de Transición, tal como fue formulado por la IV Internacional en su Congreso de fundación, para la lucha del partido revolucionario por conquistar a las masas.
El estudiante de la carrera de Filosofía de la Universidad de Rosario, Sebastián Quijano, presentó sus "Apuntes sobre Mariátegui y Trotsky: "entre los orígenes del marxismo latinoamericano y la revolución permanente". Partió de la falsificación que durante décadas han hecho del pensamiento de Mariátegui tanto la socialdemocracia como los stalinistas y la necesidad de reivindicar (desde un estudio crítico) sus aportes como marxista latinoamericano y sus planteos cercanos a la revolución permanente de Trotsky. Un joven colaborador del CEIPLT en México, Aldo Santos, a través de "Trotski en México y América Latina" desarrolló los principales aportes de Trotsky para el continente, que con definiciones como la de los "bonapartismos sui generis" frente al surgimiento de nuevos fenómenos como el cardenismo, lo convirtieron en una alternativa en los años 30 y que muchas de estas definiciones conservan su vigencia para analizar los fenómenos actuales.

En el otro panel, los partidos trotskistas más importantes de la Argentina, expusieron los aspectos centrales que cada uno de ellos reivindica de Trotsky y su relación con el movimiento trotskista del siglo XX e inicios del XXI.
Roberto Ramírez (MAS) expuso "Trotsky y un balance del derrumbe del Este y la URSS y de la vuelta al capitalismo de los países mal llamados socialistas". Partió de la reivindicación de La revolución Traicionada de Trotsky, pero a su vez planteó que así como Trotsky analizaba sus caracterizaciones a la luz de la realidad tal como se daba, la forma en que se produjo la caída de la URSS demostró que no era un estado obrero degenerado ni contenía elementos "en transición al socialismo". Mercedes Petit (MST) partiendo de su ponencia "Los trotskistas en el siglo XXI" reivindicó que la teoría de la revolución permanente de Trotsky partía de la concepción de la revolución socialista mundial y concluía en que no hay que unirse con la burguesía y en que deben gobernar los obreros y campesinos. Planteó que su aplicación actual en la Argentina implica crear una alternativa política de izquierda que se postule para gobernar y le de continuidad y extensión a las luchas que se están desarrollando con el objetivo de una Argentina socialista. Gabriel Solano (PO) planteó que la obra más trascendental de Trotsky fue la fundación de la IV Internacional y que la mayor vigencia del Programa de Transición reside en oponer a la descomposición o catástrofe económica capitalista la construcción de un partido revolucionario de la clase obrera. Por último, Christian Castillo (PTS), para plantear "La actualidad del pensamiento de León Trotsky", reivindicó en primer lugar a Trotsky como un profundo y dialéctico pensador de los grandes acontecimientos que le tocaron vivir (no un mero repetidor de sus antecesores) y que el trotskismo del siglo XXI tiene planteado retomar el método de Trotsky y conceptos perdidos como el del equilibrio capitalista o la relación entre las tendencias a la democracia soviética (es decir, a la toma en manos de la clase trabajadora de decisiones sobre el conjunto de la vida social) y la planificación de los recursos económicos para dar una respuesta revolucionaria frente a los grandes acontecimientos que se avecinan. Que frente a perspectivas facilistas como el autonomismo (que en la juventud tiene de progresivo reflejar el odio a la dictadura stalinista) el trotskismo puede demostrarse como el más libertario, porque lucha por la eliminación de toda opresión, de todo estado, por la plena existencia de la democracia soviética, por la sociedad más libre de todas, es decir el comunismo, lo opuesto a la perspectiva de la dictadura stalinista totalitaria.

El conocimiento de las coincidencias o diferencias estratégicas existentes entre los partidos que se reivindican del trotskismo y su debate contribuyen sin lugar a dudas a enriquecer y clarificar a las nuevas generaciones que luchan por una nueva sociedad.
Las ponencias fueron publicadas en un Cuadernillo que será reeditado para contribuir a un mejor debate de las ideas entre los asistentes y permitir una mayor difusión de las mismas. También se podrán ver en la página del CEIP LT.
Entre las 12 ponencias presentadas para el taller (escritas y/o expuestas) se encuentran "Los trotskistas en la URSS ¿una alternativa al stalinismo?" del historiador y director del Institut Leon Trotsky de Francia, Pierre Broué, (que acompañamos con un artículo anterior: "Carta a Carolina. Lucha por la historia, lucha por la revolución"), "Las ideas de León Trotsky hoy día" del ex catedrático del Centro para el Estudio de la Teoría y los Movimientos Socialistas en la Universidad de Glasgow, Escocia, Hillel Ticktin, "Trotsky, el historiador. Notas para un estudio", del historiador peruano Gabriel García Higueras y "Trotsky y la historia" del historiador argentino Pablo Pozzi.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?