Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Actualidad:

La vigencia del trotskismo

por Alicia Rojo*

 

Las declaraciones del gobierno de los últimos días frente a la huelga de los trabajadores del Garrahan son parte de una tenaz campaña para minar el importante apoyo popular que este conflicto ha logrado. Las últimas expresiones del gobierno buscaron este objetivo "acusando" a los dirigentes de la huelga de "trotskistas", pretendiendo con esto deslegitimarla.
Sin embargo, lo que los luchadores obreros y populares deben saber es que el trotskismo ha tenido una legítima y profunda vinculación con las más importantes luchas que ha dado la clase trabajadora en todo el mundo.
Este 20 de agosto se cumplen 65 años de la muerte de León Trotsky. Fue asesinado por un agente de Stalin en plena guerra mundial cuando las potencias imperialistas masacraban pueblos en busca de repartirse mercados, ya sea en nombre de la democracia o del fascismo. Es que con su asesinato y la monumental falsificación histórica tejida en torno al papel de Trotsky y el trotskismo en la historia del siglo XX, se buscaba sepultar las mejores tradiciones de la clase obrera internacional.
Trotsky dirigió junto a Lenin la primera revolución obrera de la historia que tomó el poder en Rusia en 1917. Fue un luchador incansable contra el proceso de burocratización del Estado Obrero soviético, proceso que dio origen a la casta burocrática que con Stalin a la cabeza, expulsaría, perseguiría, y finalmente daría muerte al revolucionario ruso. Esta tenaz persecución respondía no sólo a que Trotsky encarnaba las lecciones de la gran Revolución Rusa, sino también a que se había transformado en el dirigente de una corriente internacional que fue referencia de sectores del movimiento obrero, de la juventud y de la intelectualidad de izquierda internacional en los años 30.
Así, recorrer los escritos de Trotsky de estos años es poner ante nuestros ojos su pelea incansable por derrotar al fascismo alemán, por el triunfo de la revolución en España, por darle una perspectiva revolucionaria al ascenso de masas en Francia, por crear una organización revolucionaria internacional, por evitar la masacre imperialista que se desataría en 1939. A esta lucha se debe que ningún país imperialista diera asilo a Trotsky tras su expulsión de la Unión Soviética. Fue recibido en México donde fueron decenas de miles de trabajadores los que manifestaron en las calles en repudio a su asesinato en agosto de 1940.
Para quienes, en nombre de la "democracia", asesinarían a cientos de miles de seres humanos en las recientemente recordadas masacres de Hiroshima y Nagasaki al fin de la Segunda Guerra Mundial, Trotsky era "peligroso" porque representaba la lucha por un sistema libre de explotación, por una verdadera democracia para los trabajadores y el pueblo. No deben sonar extrañas entonces, hoy, las referencias al "trotskismo" en boca de los explotadores, sus gobiernos y sus medios de comunicación, cuando lo utilizan pretendiendo "descalificar" las luchas de los trabajadores.

 

* Docente de la UBA y Directora del Departamento de Investigaciones del Centro de Estudios, Investigaciones, y Publicaciones "León Trotsky" de Argentina.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?