Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Exijo un juicio ordinario[1]

 

 

25 de agosto de 1936

 

 

 

Han ejecutado a los dieciséis condenados en el juicio de Moscú. A sus acusadores no les quedaba otra alter­nativa. Si hubieran perdonado sus vidas, cualquiera de ellos hubiera podido destruir la trama urdida por la GPU. Ahora los autoacusados y los agentes han sido acallados para siempre. Sin embargo, quien esto firma, y a quien han tratado de sindicar como cabecilla, está vivo. Tengo derecho a juicio. Según la acusación, dirigí las actividades terroristas desde Dinamarca, Francia y Noruega. Los crímenes que se me imputan configuran delitos en estos países, y por lo tanto tengo derecho a un juicio. También tengo el deber de demostrar que se ha cometido uno de los crímenes más grandes de la his­toria y, con ello, de vengarlo.



[1] Exijo un juicio ordinario. Con autorización de la Biblioteca de la Uni­versidad de Harvard. Traducido del alemán [al inglés] para esta obra por Russell Block. Esta carta al periódico de Oslo Dagbladet fue repro­ducida en el periódico sueco Folkets Dagblad del 26 de agosto de 1936 y parcialmente por el New York Times, 26 de agosto de 1936.



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?