Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Entrevista con Montag Morgen

 

(Las páginas siguientes son la respuesta de Trotsky a tres preguntas formuladas por el semanario de Berlín, Montag Morgen, en un reciente cuestionario: «¿Cree usted inminente la toma del poder político por los nacionalsocialistas? ¿No considera usted como el deber urgente del momento que socialdemócratas y comunistas, dejando de lado sus diferencias de principio, creen una organización común de lucha? ¿Estaría usted dispuesto a trabajar por semejante organización en su persona y con su nombre?»)

 

Redactadas el 12 de mayo de 1932, no se sabe si estas respuestas de Trotsky fueron publicadas en Montag Morgen, ni cuándo. Aparecieron en inglés, en The Militant., 18 de junio de 1932

 

1. Sí, creo que si las organizaciones mas importantes de la clase obrera alemana prosiguen su política actual, la victoria del fascismo estará asegurada casi automáticamente, y en un espacio de tiempo relativamente breve. Si el Partido del Centro servirá a Hitler como una especie de estribo o no puede verse mucho mejor en Berlín que aquí. Eso no es lo decisivo. Un bloque de esos dos partidos constituiría eventualmente un breve episodio en el camino hacia el desgajamiento del Partido del Centro, empezando por los sindicatos católicos. Las promesas de Hitler de permanecer en el terreno del parlamentarismo (y de paso, ¿dónde está ahora?) tienen tanto valor como las promesas, digamos, del imperialismo japonés de no emplear gases venenosos en la guerra. Pedir tales promesas es ridículo; esperar su cumplimiento, completamente estúpido. En realidad, los políticos que aceptan las promesas parlamentarias de Hitler están franqueando conscientemente el camino para la fascistización de Alemania. Lo que esto prefigura para el pueblo alemán, y en especial para todo el proletariado mundial, no necesitamos repetirlo.

2. Sí, creo que el partido comunista debe proponer un acuerdo de lucha al partido socialdemócrata y a la dirección de los Sindicatos Libres, de la base a la cumbre. En contraste con el decorativo e impotente «Frente de Hierro». el frente único de la clase obrera contra el fascismo debe tener un carácter completamente concreto, práctico y combativo. Su punto de partida debería ser la defensa de todas las instituciones y con­quistas de la democracia proletaria y, en un sentido más amplio: la defensa de la cultura ante la barbarie.

Una iniciativa audaz y sincera del partido comunista según estas líneas no sólo incrementaría su autoridad extraordinariamente, sino que también cambiaría la situación política de Alemania de arriba a abajo. La burguesía monopolista pensaría inmediatamente que jugar con una dictadura de Hitler significaría jugar con el fuego de la guerra civil en la que no sólo el valor papel esta` en peligro de quemarse. Entre las masas innumerables y amorfas a las que la desesperación ha arrojado al campo de Hitler seguirá necesariamente un proceso de diferenciación y descomposición. La relación de fuerzas cambiaría bruscamente en desventaja del fascismo en el umbral mismo de la lucha. Grandes perspectivas se abrirían ante la clase obrera y el pueblo alemán.

3. Por supuesto, estoy completamente, no sólo teórica, sino también prácticamente, sobre la base de la táctica que he desarrollado en muchos de mis folletos, particularmente en el último. «¿Y ahora?» Cada día sólo hace que confirmar de nuevo el hecho de que no existe ningún otro camino para la clase obrera alemana. La cuestión del destino de Alemania es la cuestión del destino de Europa, de la Unión Soviética y, en gran medida, del de toda la humanidad durante un largo período histórico. Ningún revolucionario puede eludir el subordinar sus fuerzas y su destino a esta cuestión.

 

 



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?