Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Delimitarse de los liberales

León Trotsky

 

Carta a Rae Spiegler, 29 de junio de 1938. Œuvres 18, p. 115-116, traducida especialmente para este boletín electrónico.

 

Querida Rae[1]

Joe [Hansen] me ha transmitido la información de vuestra carta según la cual mi artículo sobre la moral[2] ha provocado un fuerte descontento en Dewey, Sydney Hook[3] y otros, y que tenían la intención de aplastar mi mala filosofía. Estoy muy contento de escuchar esto. Con los liberales y radicales honestos, tenemos un “frente único” con un objetivo práctico: desenmascarar la impostura. Pero en todo frente único honesto, ninguna de las dos partes renuncia a su derecho de libre crítica. El Dr. Dewey hizo un uso amplio de esto, anunciando el veredicto en la radio. Al respecto, nuestros camaradas han sido más reservados, e incluso demasiado reservados, según mi opinión. Una polémica abierta restablecerá las cosas en sus proporciones y relaciones naturales. Espero que Max Eastman también responda. El carácter muy confuso y equívoco de su amistad con nosotros es extremadamente perjudicial para nuestro movimiento. Amigos que dicen de nosotros: “Son gente excelente, inteligente, honesta, admirablemente valiente, pero... su teoría es mala, su política es errada, son incapaces de crear una organización, etc.” son los peores, los enemigos más peligrosos de la IV Internacional. O mejor, son tanto más peligrosos cuanto que nosotros somos más diplomáticos y tolerantes.
Es absolutamente necesario que nos delimitemos abiertamente de estos amigos. Todo joven obrero o intelectual que se interese por nosotros debe saber que estos amigos pertenecen al campo de la democracia burguesa radical y no al campo revolucionario del proletariado. Sólo en esas condiciones la “amistad”, en algunos casos puede ser útil a ambos campos. Lo mismo es dos veces más cierto en lo que concierne a miserables filisteos como Eugene Lyons, que participa en los banquetes de Pioneer Publishers y, enseguida después, hace una conferencia ante los rusos guardias blancas y les explica que estos pobres “trotskistas” no son más que restos de un pasado revolucionario. No, Dios nos guarde de semejantes amigos.
Mis más calurosos saludos para usted y Max [Sterling][4]¿Dónde están ustedes? ¿Encontraron trabajo? Acá trabajamos duro con Sara [Weber] en el libro de Stalin que avanza muy rápido.

PD. Que los pobres acróbatas de Modern Monthly estén obligados a delimitarse de nosotros es un excelente síntoma. Nadie puede comprometernos tanto como gente como Calverton[5] y compañía.



[1] Rae Spiegler o Raya Duneyevskaya (1910-1987) fue a Coyoacán después de haber aprendido el ruso y la estenografía en ese idioma con ese objetivo. Se acababa de ir. Trotsky sentía una profunda amistad por ella. (Nota de la edición en francés).

[2] « Leur morale et la nôtre », Œuvres 17, p. 159-196. (Nota de la edición en francés).

[3] John Dewey (1859-1952), filósofo y pedagogo, teórico del “pragmatismo”, había presidido la Comisión de Investigación sobre los Procesos de Moscú; mientras defendía a Trotsky y a las víctimas del estalinismo, veía en el estalinismo el desarrollo natural del bolchevismo, a lo que Trotsky contestaba. Sydney Hook (1902-1989) había sido alumno de Dewey, y también profesor de la Universidad de Columbia. Había evolucionado hacia el marxismo a comienzo de los ’30. Había impulsado la fusión de la CLA y del AWP en el WPUS sin entrar en este último y en 1936 había servido en 1936 en la negociación con los socialistas para el “entrismo”. (Nota de la edición en francés).

[4] Mark Shapiro, apodado Max Sterling (1907- ¿? ) era el compañero de Rae Spiegler al que se había unido en México. Trotsky lo conocía entonces desde 1936. (Nota de la edición en francés).

[5] George Gotees apodado Victor Francis Calverton (1900-1940) era desde 1923 el director de Modern Monthly; había estado allegado a Muste y a los trotskistas. Trotsky no le perdonaba haber conservado en la lista de sus colaboradores el nombre de Carleton Beals, al que acusaba de haberle hecho el juego de la GPU contra la Comisión de Investigación. (Nota de la edición en francés).

 



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?