Obra de LT Menu Biblioteca Menu Publicaciones Menu Estudios Menu Novedades

Declaración a Associated Press[1]

 

 

8 de febrero de 1936

 

 

 

En los últimos meses y semanas he recibido infor­mes sumamente importantes, provenientes de fuentes fidedignas, acerca de la horrible situación de los pre­sos políticos, cuya lealtad a la Unión Soviética está fuera de discusión y cuyo único "crimen" consiste en criticar a la burocracia gobernante.

Mis amigos me han solicitado por telegrama que les haga conocer la verdad por intermedio de Associated Press.

Por ejemplo, hace poco tiempo salió de la Unión Soviética el doctor Anton Ciliga, ex dirigente del Par­tido Comunista Yugoslavo. Había pasado más de cinco años en la cárcel y en el exilio por atreverse a criticar a la dirección de la Comintern.

Para obligar a la burocracia a que lo expulsara del país, Ciliga recurrió a la huelga de hambre. Sus carcele­ros lo sometieron a alimentación forzada y le impidieron suicidarse. Miles de militantes expulsados del partido dominante se encuentran en situación similar porque protestaron contra la desigualdad creciente, la intro­ducción de grados militares, la degeneración y la autocracia.

Zinoviev y Kamenev, estrechos colaboradores de Lenin, se encuentran en la cárcel, acusados de un aten­tado terrorista en el que no tuvieron nada que ver. Kamenev, ex presidente del Buró Político, ocupa una celda con otros doce presos. El año pasado se agregaron cinco años a su condena original de cinco por su supuesta participación en un proyecto de atentado terrorista contra la vida de Stalin.

Informes precisos absolutamente objetivos de Cili­ga, Tarov y otros demuestran que existe un antagonis­mo creciente entre la burocracia y la población. Aquella se ve obligada a recurrir a la represión más brutal, no para defender al estado soviético, sino su propia existencia.

Es indudable que los enemigos de la Unión Soviéti­ca y de las buenas relaciones de ésta con Estados Uni­dos utilizan esa información para sus propios fines. Pero para evitar los abusos no debemos poner fin a la información sobre los crímenes burocráticos, sino a los crímenes mismos.



[1] Declaración a Associated Press. New York Times, 28 de febrero de 1936. Se basa parcialmente en otra declaración, escrita el 28 de enero y publicada el 15 de febrero de 1936 en New Militant, bajo el título "Trotsky telegrafía a AP su respuesta a las mentiras del Daily Worker".



Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?